viernes, 29 de junio de 2012

Noche calurosa

Jueves 28 de junio de 22012. A las 21:15 el calor es todavía sofocante. Italia gana por un gol a Alemania. Pero diez liebres escapamos en busca de aire fresco que encontraremos en el conocido rincón entre la Casa del Bota y la Casa Jaime. Microclima, lo llaman quienes entienden.
Los 33 grados a la salida se mantiene hasta llegar a los Rincones de la Fuente del Pinar, que alcanzamos por la subida de la Casica Palabra, compensando el descenso térmico con el calor que generamos cuesta arriba.
Ya por la clásica senda nocturna que nos lleva hacia Jódar, la temperatura mejora. Tomamos un bocado entre pinos y obtengo esta lamentable foto, en la que cuento ocho liebres, de lo que deduzco que íbamos nueve, pero contando de memoria eramos diez. Seguro.

Iniciamos la vuelta por el camino de Jódar, y a la altura del Barranco de la Mosca, el termómetro marca 24 grados. Todo un lujazo. Algo tiene ese rincón que, sea verano o invierno, la temperatura siempre es más baja.
En cuanto pasamos la Casa Jaime el termómetro empieza a remontar, marcando ya 27 cuando Miguel rompió la cadena y 31 al entrar de vuelta a Yecla. Supongo que todos fuimos corriendo a meternos bajo la ducha para despojarnos del polvo y el calor de la ruta.
Mañana nos veremos. Y, como circunstancia excepcional se va a permitir alternar el sombrero de paja en las subidas con el casco para las bajadas.
Leer más...

martes, 26 de junio de 2012

OBSERVACIONES Y ALEGACIONES AL DOCUMENTO PROPUESTA PLAN DIRECTOR USO Y MANTENIMIENTO DEL MONTE ARABÍ

Con fecha de 26/06/2012 se ha presentado en el Registro de Entrada del Ayuntamiento de Yecla las siguientes: "Observaciones y Alegaciones al Documento Propuesta Plan Director Uso y Mantenimiento del Monte Arabí".

La propuesta de ordenanza municipal sobre gestión, uso público y mantenimiento del Monte Arabí adolece de un prejuicio y una valoración medioambiental negativa injustificada en relación al ciclismo de montaña. Así, entre las propuestas genéricas de uso y gestión se establece:

-“La red de caminos principales, secundarios y senderos existentes solo podrán tener uso peatonal. El uso de bicicleta y caballo quedará restringido a áreas específicas que serán debidamente señalizadas, quedando descartado su uso en senderos…”.

Entendemos que esta medida discrimina a todo un colectivo, tiene carácter prohibitivo y se encuentra muy alejada de normativas reguladoras ambientalmente justificadas, compartidas y consensuadas por distintos colectivos de usuarios y público en general, así como de las tendencias y normativas actuales, en relación al ciclismo de montaña, en otros espacios naturales de nuestra región (El Valle, Carrascoy, Sierra Espuña, etc.).

A este respecto, la circulación en bicicleta por los caminos y senderos existentes en el Monte Arabí no se opone ni contraviene a ninguno de los objetivos generales del Plan Director, compartidos en su totalidad por el Club BTT Las Liebres Yecla, que, tal y como constan en el documento propuesta, son:

a. Conservación, difusión y uso sostenible de los bienes patrimoniales de carácter arqueológico, paleontológico y etnográfico, en toda su expresión, favoreciendo la accesibilidad a los mismos.

La circulación de bicicletas de montaña se limita a caminos y senderos existentes, respetando todos los bienes privados y públicos en general y el patrimonio arqueológico, paleontológico y etnográfico en particular. El tránsito en bicicleta contribuye a mantener limpias y despejadas senderos y caminos, favoreciendo la accesibilidad.

b. Conservación y uso sostenible de los recursos naturales, en particular de las aguas (subterráneas, superficiales y subsuperficiales), los suelos (agrícolas y forestales), los bosques, la flora y fauna silvestres, la vegetación natural y seminatural, los ecosistemas, los procesos ecológicos esenciales, y los paisajes, tanto naturales como agrarios.

La circulación en bicicleta por los caminos y senderos existentes no modifica, más allá que la propia existencia de estas vías, la conservación ni uso de los recursos naturales como aguas, suelos, bosques, flora y fauna o vegetación existentes en el monte Arabí y su entorno.

c. Conservar y favorecer los ecosistemas y especies vivas de mayor valor ecológico, incluyendo los tipos de hábitats naturales de interés comunitario, las especies de flora y fauna silvestre protegidas, catalogadas, amenazadas, raras o singulares, las formaciones vegetales climáticas (carrascales) y los enclaves de especial relevancia botánica (paredes rocosas, barrancos umbrosos, charcas naturales).

La circulación en bicicleta por los caminos y senderos existentes no es una amenaza para la conservación de los ecosistemas y especies vivas de ninguna categoría. Los enclaves de especial relevancia quedan alejados de las zonas de paso y fuera de las posibilidades técnicas y físicas de cualquier ciclista. En su caso, y si mediante estudios específicos, se establecen zonas con restricciones, dichas restricciones deberían ser comunes a todos los colectivos o usuarios, y no limitadas exclusivamente a los ciclistas de montaña.

d. Alentar los aprovechamientos agropecuarios tradicionales, manteniendo la capacidad productiva del campo y garantizando su adecuada integración con la conservación de los recursos naturales.

La circulación en bicicleta por los caminos y senderos existentes no modifica en modo alguno los aprovechamientos y usos agropecuarios.

e. Regular las actividades recreativas, orientando el uso público hacia fórmulas de impacto reducido y alentando la valorización del patrimonio natural y cultural como recurso turístico.

La circulación en bicicleta por los caminos y senderos existentes es el medio de transporte con menor impacto ambiental en el medio natural y cultural. No se genera contaminación atmosférica ni en el Arabí, ni en ningún otro punto de la ciudad o del término municipal, puesto que la única energía que empleamos es la de nuestros músculos, contribuyendo al  acercamiento al medio natural de forma no contaminante, frente al resto de medios de transporte.
El uso de la bici no genera contaminación acústica. Los ciclistas somos silenciosos por necesidad, y nuestras máquinas no generan ruidos ni perturbaciones apreciables.
La circulación en bicicleta por los caminos y senderos existentes ayuda a definir y mantener dichas vías de tránsito de tal manera que se facilita y clarifica a otros usuarios, a pie por ejemplo, los lugares por los que se deben desplazar, fácilmente diferenciables de los trazados “fuera de pista”; reduciendo la posibilidad de invasiones accidentales de las zonas no destinadas al tránsito.
La práctica de la bicicleta de montaña por el paraje del Arabí es un recurso turístico cuyo fomento es uno de los objetivos generales del plan director.

f. Estimular la generación de condiciones que favorezcan el desarrollo social y económico del ámbito del Monte Arabí en particular, y del término municipal de Yecla en general, en el contexto de los nuevos planteamientos sobre desarrollo sostenible.

El fomento del uso de la bicicleta como medio de ocio y transporte entra plenamente, más que ningún otro,  en los nuevos planteamientos de desarrollo sostenible.

g. Establecer e impulsar la participación social en la gestión y conservación del Espacio Natural, a través del mecanismo de Educación y Voluntariado Ambiental y del Voluntariado Cultural.

En este sentido, desde siempre, los ciclistas mantenemos un compromiso con la educación ambiental difundiendo y practicando en nuestras salidas al medio natural prácticas tendentes a la conservación y mejora del entorno.

h. Favorecer proyectos de investigación y divulgación científica sobre el patrimonio natural y cultural del Monte Arabí

La práctica del ciclismo siempre ha tenido una componente de grupo y de gremio a través de la cual se difunden contenidos y conocimientos. Aprovechar esta peculiaridad para divulgar las buenas prácticas de uso está en consonancia con los objetivos del Plan Director.


En cuanto a los objetivos específicos señalados en el Plan Director (arqueológicos y paleontológicos, paisaje, flora silvestre y vegetación, fauna, suelo, recursos hídricos, actividades agrícolas, actividades ganaderas y vías pecuarias, actividades mineras y extractivas, infraestructuras, aprovechamiento cinegético y uso público), señalar que el tránsito por caminos y senderos existentes en bicicleta no dificulta la consecución de ninguno de los mismos. Es más, está plenamente justificado en algunos de ellos, tales como los referidos a vías pecuarias, infraestructuras y uso público.


En consecuencia, entendemos que no existe incompatibilidad alguna entre la práctica del ciclismo de montaña por los senderos y caminos existentes con los objetivos generales y específicos del Plan, por lo que la prohibición del uso de la bicicleta en el punto tercero de las propuestas de uso y gestión es arbitraria y no tiene justificación ni fundamento alguno. Es más, cuando desde el ayuntamiento debería fomentarse, tanto en el casco urbano como en todo el término municipal (acceso al Arabí incluido), la bicicleta como medio de transporte, se pretende excluir (o más bien prohibir) al ciclista, dando prioridad a otros medios de transporte y discriminando a los muchos o pocos que nos acercamos al Monte Arabí en bicicleta sin más objetivo que hacer deporte en contacto con la Naturaleza a la que demostramos el mayor de los respetos en cada una de nuestras salidas.

Por ello, no compartimos ni entendemos que sin mediar causa se prohíba el acceso a ciclistas de montaña al Arabí. No tenemos más ni menos derechos que el resto de usuarios y al igual que no pretendemos un trato especial, no podemos aceptar una discriminación injustificada.

De la lectura y análisis de anteriores procesos en materia de regulaciones y normativas de ciclismo de montaña en espacios naturales de nuestra región o regiones próximas puede extraerse que a las posturas inicialmente rígidas y prohibitivas por parte de la administración o entidades de gestión, le han seguido, en los últimos años, posiciones más razonadas que han derivado en medidas reguladoras consensuadas por los distintos colectivos implicados. A modo de ejemplo citar:

-El Valle y Carrascoy: “La Comunidad descarta el cierre de sendas en función de su anchura, como indicó inicialmente, ….La Consejería estudiará que sendas del parque pueden ser usadas por los ciclistas,…. El ciclismo es compatible con la conservación, asegura el director general de patrimonio Natural y Biodiversidad”


-Comunidad Valenciana: “El Gobierno Valenciano está ultimando un decreto que permitirá circular por las sendas forestales valencianas,…”


-Sierra de Espadán: “El Ayuntamiento de la Vall d'Uixó ha solicitado la modificación del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) de la Serra d'Espadà y del borrador del Plan de Uso Público (PUP) del mismo Parque Natural para que las bicicletas de montaña puedan circular por las sendas habilitadas en el paraje”.


(Todo el proceso de elaboración los PUP´S de la Sierra de Espadán queda congelado y se van a revisar los PUP´S ya vigentes de la Sierra de la Calderona y el Desierto de las Palmas).

-Sierra de Guadarrama: “Habrá bicicleta de montaña en la Sierra de Guadarrama”


-Sierra Espuña: Después de varios años de reuniones, el director general de Patrimonio Natural y Biodiversidad, Pablo Fernández, presento en junio de 2010, la Carta de Ciclismo Responsable en Sierra Espuña (todo un ejemplo y modelo seguido en otras normativas y regulaciones de otros espacios naturales de ámbito nacional).



Esto ha posibilitado, incluso, los permisos y autorizaciones necesarias para la creación de una ruta de ciclismo de montaña, Transespuña, en el propio parque: “un itinerario circular de 170 km en tres etapas con salida y llegada en el Berro. El parque regional se suma así al circuito de grandes rutas eco-turísticas como las de Pirineos”.


La propuesta municipal de gestión, uso público y mantenimiento del Monte Arabí apuesta por una regulación excesiva y exhaustiva de las instalaciones del monte. Como ciclistas de montaña de Yecla, el Monte Arabí es una de nuestras rutas desde hace más de veinte años. Para los que empiezan, llegar a la falda del monte es todo un hito. Para el experimentado, alcanzar el vértice geodésico sin echar pie a tierra es un difícil reto. Jamás ha existido instalación o regulación alguna y nadie puede demostrar que hayamos causado algún daño apreciable al medio. No hemos hecho sino seguir la huella que otros abrieron, dejando el leve y breve rastro de nuestras rodadas, que el viento y la lluvia difuminan en horas.

La bicicleta de montaña mezcla deporte y ocio en el medio natural. Es un vehículo diseñado para circular por senderos y caminos en cualquier estado. No debe confundir su aspecto robusto y llamativo. La huella de sus ruedas no es más ni menos que las de unas botas de montaña. La investigación europea ha descubierto que mientras las bicis tenían más impactos cuesta arriba, el senderismo tenía efectos mayores bajando (Woehrstein 1998, 2001). Por tanto, cabe pensar que, en su conjunto, el impacto es el mismo, con una diferencia muy significativa, cualquier sendero ciclable se puede realizar a pie, pero no lo contrario. Esto, sumado a que no todo el mundo posee una bicicleta, conlleva, necesariamente, a que los usuarios potenciales a pie sean, lógicamente, más numerosos.


La propuesta municipal de gestión, uso público y mantenimiento del Monte Arabí apuesta exclusivamente por el uso peatonal de caminos y senderos autorizados, por lo que considera el senderismo como un uso compatible con la conservación de este espacio protegido. En este sentido, el ciclismo de montaña debería tener la misma consideración, dado que solo puede afectar a la vegetación que invade las vías por las que se practica.

El medio natural de las bicis de montaña son las pistas, caminos y senderos, más o menos despejados, no el campo a través. Por este motivo, y por considerar a la vegetación que invade las vías como un elemento a retirar, se considera que el ciclismo de montaña no afecta a la vegetación, ni elimina la cubierta vegetal (el firme de caminos, pistas y sendas no puede considerarse cubierta vegetal). La única manera de afectar a la vegetación es salirse de las vías, circulando campo a través, medio por el cual no pueden circular las bicicletas de montaña.

Por ello, entendemos que si existen pasillos practicables al uso público, por los que una bicicleta de montaña puede progresar, y se considera que haciéndolo se afecta a la cubierta vegetal o fauna, es porque esos pasillos no son vías y deberían ser eliminados de todo uso público.

La Administración debe abstraerse de prejuicios y valoraciones negativas previas (no justificadas) y  considerar que los ciclistas de montaña, como otros ciudadanos, tienen derecho a disfrutar de los bienes públicos en igualdad de condiciones que los demás colectivos. Si en un futuro se restringe la circulación por alguna vía, habrá de ser sobre la base de un criterio medioambiental justificado. Hasta ahora no se puede reconocer un conflicto de usuarios, ni que la bicicleta tenga un impacto ambiental superior al de un senderista o caballo, por lo que no existen argumentos que justifiquen la prohibición que se pretende implantar.
Ante la gravedad de las limitaciones (prohibiciones) que se proponen tampoco es aceptable que el texto no alcance una mínima concreción. Se dice que “El uso de bicicleta y caballo quedará restringido a áreas específicas que serán debidamente señalizadas”. ¿Quién dice por dónde sí y por dónde no? ¿Y cuándo y en qué momento?. Si se pretenden unas normas reguladoras, háganse con todas las consecuencias, mediante estudios específicos y con consenso de los colectivos implicados, no dejando estas decisiones a criterios arbitrarios.

En este sentido, animamos a la administración municipal a avanzar, junto con los colectivos y asociaciones implicadas, por el camino marcado por la Carta de Ciclismo Responsable en Sierra Espuña (al contenido íntegro del mismo puede accederse mediante un enlace al final de este escrito), todo un modelo y referencia de ámbito nacional en materia de regulación y compatibilización de ciclismo de montaña y protección de un espacio natural.

De este modo se conseguiría, por un lado, consensuar los principios, actitudes y comportamientos para el desarrollo de un clima de consenso y, por otro lado, la elaboración de un manual de buenas prácticas que permita la regulación efectiva y específica de la bicicleta de montaña en el Arabí, sumando los compromisos y cooperación de todos los colectivos implicados en la consecución de los objetivos generales y específicos del Plan Director y contribuyendo a respetar y difundir este manifiesto en todos los ámbitos donde se desarrolla la práctica de la bicicleta, promoviendo su actividad de forma sostenible.


Otra de las propuestas genéricas de uso y gestión que nos parece excesivamente restrictiva es la relativa al periodo de apertura al público recogida en el punto 2:

-“La apertura al público entendemos que debe ser de seis meses, los comprendidos entre julio y diciembre, por entender que este periodo de tiempo no afecta al proceso de nidificación y cría de especies. Tan solo se podrá acceder en los meses que se establecen restricción de visitas al público, es decir, los comprendidos entre enero y junio, a las instalaciones de la Casa del Guarda y las infraestructuras de ocio situadas en su entono, así como también al área de cantos de la Visera….”

En este caso, consideramos que se establece, de forma genérica, un periodo de tiempo excesivamente amplio, superior al habitual en otros espacios protegidos (del orden de cuatro meses), y extendido arbitrariamente a prácticamente toda la superficie del Monte Arabí, sin estudios específicos que permitan establecer criterios de distancia de senderos o caminos a áreas vulnerables, máxima afluencia de usuarios, horarios de visita, sectorización del monte, periodos y lugares de nidificación de distintas especies, etc. 
Esta medida, tal y como está planteada, será difícilmente aceptada por los distintos colectivos implicados y de la población de Yecla en general, requiriendo, para su aplicación efectiva, una campaña informativa, suficientemente justificada, que conduzca a una verdadera regulación y sectorización acorde a criterios científicos.


Otro aspecto que no aparece en la actual Propuesta Plan Director Uso y Mantenimiento del Monte Arabí es el relativo a medidas de protección frente a incendios. En este sentido, consideramos que el tránsito de bicicletas por los caminos y senderos existentes en el Arabí ayuda al mantenimiento de los mismos y puede facilitar, en su caso, la accesibilidad a distintos puntos del monte de medios y equipos ligeros de lucha contra incendios, máxime cuando existe una valla de una finca privada, de considerable longitud, que impide el acceso a un amplio sector del mismo. No estaría de más recabar la opinión a este respecto de los técnicos de los servicios de extinción de incendios de nuestra localidad o comunidad autónoma.

Asimismo, manifestar nuestra extrañeza, ante estas propuestas de estrictas prohibiciones y restricciones, de la ausencia de cualquier referencia a la retirada de la escalera y barandillas metálicas, de reciente instalación, existentes en el entorno de los Cantos de la Visera. Estos elementos, antrópicos y en absoluto integrados con el entorno del Arabí, y no el ciclismo de montaña, son los que resultan claramente incompatibles con los objetivos generales y específicos del Plan, facilitando además la afluencia masiva de senderistas al monte.

Para terminar, solo nos queda pedir al Ayuntamiento que tenga en cuenta la opinión y los derechos de los cientos de ciclistas que formamos las asociaciones o clubs de Yecla y no se limite a establecer prohibiciones por inercia, sin estudios previos, criminalizando a un deporte lleno de gente que ama la naturaleza y respeta el medio ambiente, volviendo a reiterar nuestra predisposición a participar en un verdadero proceso de regulación, aunque recordando que nunca aceptaremos una prohibición total y sin argumentos serios y contrastados de la circulación de bicicletas por los caminos y senderos existentes en el Monte Arabí.

Por ello, solicitamos la creación de un consejo sectorial de medio ambiente, manifestando nuestra voluntad de participación en el mismo, al objeto de debatir, dar nuestra opinión y consensuar las medias contenidas en el Plan Director de Uso y Mantenimiento del Monte Arabí con todas aquellas asociaciones deportivas, culturales o conservacionistas afectadas.

-Documento Propuesta Plan Director Uso y Mantenimiento del Monte Arabí:

-Carta de Ciclismo Responsable en Sierra Espuña:
Leer más...

domingo, 24 de junio de 2012

Ruta truncada

Siendo la mañana de San Juan del año 2012, y antes de que el Sol calentase en exceso nuestros pescuezos, cuatro liebres, Andrés, Leo, Chinchilla y quien escribe, tomamos rumbo incierto hacia un claro destino: el monte Arabí. Se nos unió Rafa, al que sus colegas estaban dando plantón, y que posiblemente sea la próxima incorporación al Club, a juzgar por lo que ha disfrutado la mañana.

La aproximación, por la Maneta, Moratillas y Rambla del Pulpillo. Una pareja de águilas interrumpe su festín a nuestro paso brindándonos imágenes de  documental. La Rambla del Pulpillo, disfrutona como siempre, la abandonamos nada más cruzar bajo la carretera de Montealegre para evitar los tramos más arenosos, imposibles con esta sequía hasta con ruedas grandes. Tampoco el tramo que discurre por el linde pudimos transitar, y aprovecho estas líneas para agradecer al dueño del bancal colindante que haya metido la vertedera justo hasta el borde del ribazo barriendo la senda de la orilla. Igual le faltaba terreno para criar cardos.

Pero la liebre, como la cabra, tira al monte (Arabí) y tras un breve despiste, bancal mediante, volvemos a caer en la rambla de la que huíamos, encontrando esta vez el terreno exacto para pasar sin sobresaltos.
Llegamos al Pozo de la Buitrera y enfilamos hacia las pinturas. Subimos las escaleras y pasamos por encima de la Casa del Guarda, eso sí, disfrutando entre medias de la magnífica senda y el paisaje a mano derecha, que el de la izquierda no tiene tanto atractivo. Y en ese momento me he preguntado por qué no se gastó el dinero de la escalera y la barandilla en repoblar lo que eran los bancales, hoy yermos, de la ladera sur. Y Andrés me ha dado la respuesta: mientra no se resuelva el grave problema de la presencia de ciclistas en el entorno, todos los demás son secundarios.

Hasta el Cuerno llegamos con o junto a nuestras bicis, cada cual según sus posibles. Me he acordado varias veces del que dijo que las fuerzas telúricas del Monte Arabí te empujan hacia arriba por sus sendas sin que te canses. Y he llegado a la conclusión de que si fuese de noche, la falta de riego sanguíneo también me habría hecho ver luces de colores revoloteando sobre Tobarrilas. Eso sí, en ningún momento se me habría ocurrido lanzar una bengala para avisar a mis compañeros del lugar propicio para los avistamientos. El que quiera ovnis, que se los busque, como yo.

Ovnis no sé, pero algo hay. Mi gps al llegara al Cuerno, se ha ido al mismo y de verdad que lo siento porque iba a ser la prueba de lo que ahora sigue que tendréis que creer sin ver.
Acabada la bajada por el Barranco de los Muertos hemos tenido la mala idea de ir a ver la senda que no existe y nos hemos encontrado con esto:

El cartel merece un análisis. Al menos, sintáctico. El letrero molesta. Todos sabemos que el uso de mayúsculas se considera GRITAR, lo que supone una contaminación dañina para la avifauna, tanto la autóctona como la de Monte-Alegre. Aunque es de agradecer que el redactor haya empleado las tildes oportunas, lo que nos hace pensar que hizo la EGB y no la ESO. Sin embargo la ausencia de puntos (no de comas) dificulta la correcta transmisión del mensaje. No obstante nos ha quedado claro que debemos implicarnos en la conservación del sendero.


Dado que no contábamos con la herramienta necesaria para colaborar en la conservación de la estrecha vía de paso, hemos dado media vuelta para alcanzar la Rambla del Morteruelo, con su magnífica senda. Desde aquí, el retorno por una de las clásicas: Casa de Don Lucio, Pista de las Atalayas, Camino Madrid y las obras de la Autovía Yecla-Club de Tenis.

No pongo el track porque no se grabó entero.

P.D. Las opiniones aquí expuestas son del autor y ocasionadas por la tremenda calor que ha hecho hoy. El Club BTT Las Liebres Yecla no las comparte necesariamente y declina cualquier responsabilidad sobre las mismas.

Leer más...

sábado, 23 de junio de 2012

Buscando

Toda la mañana la he pasado buscando el rastro de las liebres que sabía rodaban por delante de mí. Al final no ha podido ser. Cómo me pueden pasar a mi estas cosas. Sabía la ruta pues la había leído en el blog, pero no me percaté del horario así que a las 8 en punto he llegado a la fuente de los leones y para mi sorpresa no había nadie. Por ello he iniciado en solitario la ruta que me llevaba hacia Santa Bárbara por el camino de la casa del Nene, las Carolinas, casa de Jaime donde giro a la derecha y asciendo por el camino hasta llegar a Cirote en cuyas ruinas repongo fuerzas. Bajo por la senda de la derecha y al llegar al camino de Valparaíso me giro a la izquierda y llego hasta lo alto de Santa Bárbara pasando por el temido cemento. Me hago la foto (disparador automático) y empiezo a bajar por el mismo camino (solo no es aconsejable adentrarse por sendas). Llego a Famosa y asciendo en dirección al pueblo por la casa Dª Elena, altos de Caudete y a casita a las 11.30 de la mañana. Donde llego satisfecho tras 55 kilómetros, pero molesto por mi despiste y por no haber encontrado a mis compañeros de fatigas después de buscar y buscar incesantemente. No volverá a pasar. Un abrazo.
Leer más...

CASI INMORTALES


El día de hoy sábado ha sido uno de esos días de disfrutar con la bici de verdad, de forma completa. Subidas, bajadas, sendas, buenas compañías, amenas tertulias… y final en alto!

Ante la pobre concurrencia, hemos esperado unos 10 minuticos, no sea que a alguno no le hubiese sonado el despertador.  Visto que no era el caso, hemos comenzamos a pedalear 8 liebres, hoy todos perfectamente uniformados como le gusta a Francis, camino de la Casa del Nene, otra de esa pistas que están ya aburridas de vernos pasar.  En el trayecto, la vuelta al término ha monopolizado las conversaciones. Desde aquí quiero agradecer a mis compañeros de grupo de aquel día: Miguel, Avelino, José Pascual y David, por la paciencia que tuvieron conmigo y las muestras de solidaridad y compañerismo que durante el largo día surgieron en todo momento entre nosotros.

Ya en la casa del Nene nos esperaba Andrés, que se une a nosotros. Poco después, en la Famosa, Manolo se vuelve a Yecla a trabajar, como hace tantos sábados, combinando así ocio con trabajo en un mismo día. Los demás continuamos nuestro recorrido que nos llevaría hasta Santa Bárbara por el temido hormigón, recorriendo el barranco del Paraíso, no sin antes reparar la cadena de Andrés que se rompió poco después de pasar Martín Gil.

 
La subida a Santa Bárbara se hace a ritmo, cada uno al suyo, como siempre. Arriba almorzamos al cobijo de una sombra, al lado de unos ciclistas yeclanos que también vimos en la salida desde la fuente de los leones. 

 
Después del refrigerio, bajada por la senda que lleva a la casa Granillo, tras pasar por la “croix de Fer” allá en lo alto de Sierra Oliva que imagino, a Diego le trae recuerdos de sus etapas alpinas, y que a Juan Ramón le hace replantearse su recorrido del próximo domingo. La ruta que estábamos haciendo me trae a la cabeza “la inmortal”, esa pedazo de clásica marcha que tiene previsto pasar por aquellos parajes el domingo que viene y que considera a aquel que la termina como “inmortal” debido a la dureza de su recorrido.  (Si no es así, disculpas). Para aquellos que estéis pensando en hacerla, advertiros que en la senda de granillo, especialmente en la parte final, han trillado el camino y está muy blando y peligroso.

Ya en la casa Granillo, David decide volver al pueblo por el barranco del paraíso para llegar antes a casa, el resto enfilamos de nuevo el camino hacia arriba, que esta vez tomamos a izquierda para llegar a la senda que lleva a la casa Cirote (otro clásico), después senda de los Tanos, bajada por la senda de la Casa Jaime, Las Carolinas y  de nuevo Casa del Nene, donde Andrés se queda, como siempre con ganas de más. El regreso al pueblo por el mismo camino que habíamos subido tras 56 kilómetros.

Una vez en la urbe, decidimos finalizar en alto la etapa, así que nos hemos buscado una terraza cercana al inicio de nuestra ruta. Allí, entre cañas y amigos, tertulia bicicletera, ideas para la reforma urbanística del pueblo, de nuevo las batallitas de la vuelta al término y anécdotas de hace ya unos años de Simón y de Diego, que ya daban pedales antes de nacer yo. En fin que lo hemos pasado genial. Días como el de hoy tal vez no nos hacen inmortales, pero casi.

Track de la ruta: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=2997801 
Leer más...

martes, 19 de junio de 2012

VUELTA AL TERMINO DE YECLA. DATOS DE LA RUTA Y TRACK

Se ha colgado el track del recorrido de la I Vuelta al Término de Yecla en BTT, efectuada el 16/06/2012, en wikiloc.

Otra descripción de la ruta y algunos datos de interés pueden consultarse en:
Leer más...

lunes, 18 de junio de 2012

EL GRAN DÍA


Me resulta extraño encontrarme un domingo en la mañana, a las once y media, en casa. Hoy no he salido en bici, y no ha sido por mí, que estoy más fresco que una rosa, sino por darle un descanso a mi 29er, que ayer se lo ganó. ¡Qué día de bicicleta! Es ahora, según pasan las horas, cuando empiezo a valorar lo que realmente sucedió ayer.

Recuerdo la primera salida con mi primera bici de montaña. Hace 21 años. Por el Camino de Sax, desde el campo de mis padres hasta que acababa el asfalto, parando para encenderme un fortuna a la sombra de un almendro, y volver. Toda una hazaña para alguien que no había levantado los dos pies del suelo a la vez desde que iba al instituto.
Al final del Camino de los Aragoneses, a mano izquierda, hay una hermosa encina. Cada vez que paso, no pocas veces como sabéis, recuerdo que allí, más o menos a mitad de ruta, paraba a almorzar con mi antiguo socio y eterno amigo Antonio Martínez.
Y cómo no recordar aquellos primeros años noventa con Pepe del Ramo, sin más referencias que los mapas del ejército y su intuición de pastor, buscando y encontrando varias sendas de las que ayer pudimos disfrutar. No se imagina Pepe lo que nos habría gustado poder disfrutar el sábado de su compañía.

La vuelta al término municipal en bici era una idea que flotaba tiempo entre algunos de nosotros. Cuando Andrés publicó la etapa en el calendario de salidas del Blog, Juanmi y yo sacamos a la luz nuestros respectivos borradores para la ruta. De la puesta en común, el diálogo y las comprobaciones sobre el terreno en las últimas seis semanas ha resultado el trazado de la I Vuelta al Término de Yecla en BTT. Para mí, no ha tenido desperdicio ninguno.
Quien no lleve en la sangre el veneno de la bici no le puede encontrar el sentido a lo que hice el sábado. El viernes ultimé la estrategia con el Presi en La Prensa, llegando a la conclusión de que un par de cañas más nos harían dormir bien y nos hidratarían mejor. Pero dormí poco; a las tres me desperté y ya no di tiempo a que el despertador sonase. Mejor, que no son horas de hacer ruido un sábado. Desayuné como un legionario: ensaladilla rusa y gazpacho, nada de muesli, ni tostadas ni otras mariconadas. Tuve tiempo para todo. Hasta hice un mapa para que las chicas del avituallamiento no se perdiesen. A menos diez estaba ayudando al tesorero con la recaudación que fue muy rápida gracias a la colaboración de los participantes. Sólo uno olvidó la pasta. Desde aquí te lo recuerdo: nos debes 5 euros. A las 6:15 un tren de ilusión y dudas con 48 unidades circulaba por la Vía Verde del Chicharra camino de una gran ruta. A la gran mayoría nos esperaba una jornada mucho más larga que ninguna otra de las realizadas. Un reto personal.

Llegados a las inmediaciones de la Casa del Loro tomamos a la izquierda el camino, en el que veremos los primeros rayos de sol, y que nos llevará hasta el collado de la dividilla y los altos de Caudete, para cruzar la carretera por el Sombrerero. Al poco rato estábamos disfrutando de las dos primeras sendas del día que nos dejarían junto a la Casa de Doña Elena, que todavía no se había levantado, por lo que no salió a recibirnos. Un breve tránsito por pistas para enlazar la tercera senda; el collado del Serral, subida y bajada que provocó el primer estirón serio del pelotón, que ralentiza la marcha hasta el reagrupamiento de la mayoría. Entre tanto, unas trampas de grava en el camino obligan a subir de pulsaciones por segunda vez en el día.

Hemos llegado a buena hora. Se nos unen Manolo, Dani y Medina y empezamos la subida de la Casica Palabra (los perros). Se tensa la cuerda. Algunas de las liebres son de las que ven ropa tendida y esprintan por si dan algo. Los gavilanes y el CCY enseñan el capote y el resto embiste con furia, disgregando el pelotón que se reagrupa, en parte, al llegar a los Rincones de la Fuente del Pinar. Por culpa de un palo Martín dobla el cambio; la primera avería seria y, sin más remedio, decepcionado por su mala suerte, se retira rumbo a Yecla. ¡Qué se le va a hacer!.

Despedimos a Martín, cruzamos el primer bancal del día, y al rato llegamos a la Casa Almendros (el inglés, que no es lo mismo que el ingles). Por Tobarrillas hasta el segundo y último bancal para cruzar la carretera de Almansa y enfilar hacia los molinos de Tobarrilla la Baja por el camino que se convierte en senda, la cuarta, hasta llegar a la pista del alto. Primer calentón serio del día, pues la subida, sin ser larga, requiere técnica y fuerza para aguantar encima de la bici.


Disfrutamos las vistas desde lo alto. Los que van primeros se pasan la bajada, que inicio por delante de un grupo que de inmediato me sobrepasa bajando “a fuego” por un peligroso tramo de pista pedregosa, suelta, empinada y llena de regueros, que, por suerte, solo se cobró una rueda, la de Juanmi. Salimos de Tobarrillas, pasamos por lo que fue Marisparza, la Colorá, los Hitos y el Pocico de la Buitrera. Y en un rugir de tripas llegamos al primer avituallamiento donde José Miguel, Paco Juanfran y Romero nos habían organizado la comida que más a gusto íbamos a disfrutar ese día. Al poco llegan un grupo y otro. Todos, salvo Martín, pensaba yo, pasamos por el Arabí. Se comenta lo entretenida que estaba resultando la ruta, que algunos esperaban más monótona y pistera.



Salimos del Arabí y antes de la Rambla del Moteruelo, quinta senda del día, José Pascual pincha. Fran, Alberto y Gabi se quedan a echarle una mano y el resto seguimos. Por la Hoya Muñoz, Casa Serrano con su Molineta, Lomas de Las Gateras, Espernalas y El Pozancón recorremos un tramo en gran parte desconocido para la mayoría que aun siendo caminos, resultó interesante.
Y en esto que llegamos a la primera subida exigente del día: Los Gavilanes, que me tomo con mucha calma, pues queda mucho por delante. Alberto y Gabi me pasan como dos liebres-pro, que lo son. Bajamos por la sexta senda y más abajo, en un recodo nos reagrupamos a la sombra, que la dura subida y la bajada técnica habían desgranado por completo la panocha.

Pasamos la Hoya Torres, cruzamos la traviesa y vamos acercándonos a la séptima senda, subida del Cerro de los Condenados. Aquí el calor y la pendiente empiezan a pasar factura, pero el grupo se estira y reúne para cruzar la carretera de Jumilla. Rumbo ahora a la senda que voltea la Sierra del Buey cerca de la Umbría de la Pava, octava de la jornada y, con una bajada muy áspera en la que tan peligroso era quedarse parado como perder el control. Y llegando abajo oigo a Martín y a Fran que habían llegado por detrás. No me lo podía creer. Me cuentan su hazaña. Martín, con el cambio doblado, bajó a Yecla, fue al taller y lo reparó. Su padre lo subió en coche hasta el Arabí, saliendo del avituallamiento con bastante  retraso respecto a nosotros. Alcanzó a Fran y juntos estuvieron 33 kilómetros dándose relevos, a saco, hasta alcanzarnos. Todos sabemos de la fuerza de voluntad y el pundonor de Martín, que, si se propone algo, lo cumple. Y el sábado, por si alguien tenía la menor duda, lo volvió a demostrar. Sois dos fenómenos.



A la una y veinte llegamos al avituallamiento de la Casa de Palao, a cuyos vecinos agradecemos su colaboración. Un oasis en medio del secano, desde el que se divisaba la travesía que nos esperaba antes de llegar a Raspay. Salgo retrasado con Juanma que se vuelve a por sus guantes olvidados. Y ya no llego a conectar con el grupo. El parón le ha sentado mal a mis piernas que empiezan a amagar calambres. Decido no parar en al pozo a refrescarme y adentrarme cuanto antes en las sombras del  Carche huyendo del sol, implacable a esas horas. Pero rondando las doce (hora solar) y en estas fechas el sol caía “a capón” sobre la ancha pista y no fue hasta pasar la verja verde que me pude resguardar algunos instantes bajo los pinos. El calor era asfixiante, y ya con cien kilómetros las piernas pedían tregua. Pero había conseguido mantener un ritmo y un pedaleo suave y redondo que me llevó hasta Raspay en compañía de Antonio Puche. Eso sí, acordándome en cada repecho del que dijo que “llegados al camino de Pisana, ya es todo bajada hasta Raspay”. Después caí en la cuenta de que lo había dicho yo, pero el calor nublaba mi mente.

A las tres y cuarto, en el reloj de la iglesia, llego a Raspay. Me despojo de todo el equipo y me apunto al botellón de litronas que se había organizado. Habíamos superado lo peor. Nos refugiamos a la sombra de los soportales junto a la iglesia y me siento en el suelo. Tremendo error. Y el caso es que lo sabía, pero no había sillas. Mis muslos se agarrotan alternativamente bajo tremendos y dolorosos calambres. Por más que me revuelco no encuentro la forma de ponerme de pie. Al final, con la ayuda de dos compañeros recupero la vertical y consigo andar y estirarme, superando el mal rato. Por momentos veía que tenía que abandonar, pero pude seguir.

A las cuatro y veinte llegan los verdaderos héroes del día: el grupo de Francis, Manolo, Simón, Miguel y compañía. También Avelino, el benjamín del grupo que ha resistido el agotador tramo bajo el sol por el Carche. Ése es el auténtico espíritu de Las Liebres.


Reanudamos la marcha hacia la Sierra de Salinas. Pasamos la novena y última senda de la jornada, corto tramo en un fresco barranco que resultó muy agradable. A continuación los toboganes que recorren la falda  que resisto como puedo, controlando los calambres.
Llegados al Aula de la Naturaleza veo un montón de gente y a mis compañeros que me hacen aspavientos para que no pasase de largo. Creía que era un campamento, pero era el final de una comilona en toda regla a la sombra de los pinos. ¡Y quedaban bebidas frescas! Que Tomás, el del Pub TJ, reponía sin cesar. Me tomé un bote de cerveza en dos tragos y me supo a gloria. Para la próxima edición, ya sabemos a quién hay que encargarle el catering. Supe después que, por suerte, todavía quedaron cervezas para el grupo de Francis.
Dejamos la Sierra de Salinas y en El Portichuelo tomamos asfalto. Se agradeció el tramo por las Casas de La Alberca, Carrascalejo, Bronquina, y Argandoña, para tomar de nuevo camino a la Casa del Cónsul. Divisando ya la última ascensión del día, Las Cabezuelas, que en circunstancias normales no son nada, pero que mis piernas ya no resistieron, teniendo que elegir entre dolorosos calambres o echar pie a tierra.
Y llego por fin a las inmediaciones de la Casa Plaza donde me espera la tropa. Retomamos la Vía Verde, para alivio de José Ramón Ortín, que ya estaba resignado a volver al subir La Dividilla. Los últimos 10 kilómetros, con viento a favor, pero con un grupo delantero deseoso de llegar a casa que me vuelve a dejar atrás. Alberto me acompaña y se me hace más llevadero. Una pequeña rampa al llegar al polígono me regala el último calambre, que alivio echando pie a tierra. Los de delante han desaparecido, salimos a la carretera y a las 18:45, tras DOCE HORAS Y MEDIA  encima de la bici, de las que, para mí, nueve y media fueron de pedaleo efectivo, llegamos al punto de partida.
Pero cuál fue nuestra decepción al no ver a nadie. No nos esperaba ni la guardia civil. Y habíamos quedado en tomar unas cervezas en una terraza. Suena el móvil. Mi sobrino Javi que pregunta dónde estoy, que nos estaban esperando. Tomando cañas, contesté, y así acabamos, eufóricos, satisfechos, orgullosos, contentos y yo, con calambres. Llegando los compañeros se sucedían los apretones de manos, las felicitaciones, los abrazos. Leo un mensaje de Diego, quien a las dos y media, con el calor de Murcia, se acordó de lo que estábamos pasando. Sufrimiento gozoso en grado superlativo. Ha sido un grandísimo día. Hemos sabido sufrir y disfrutar de la ruta, desde el primero hasta el último. La mayoría esperaba una ruta pistera y rodadora. Creo incluso que algunos no participaron por este motivo, pensando que se iban a aburrir. Pero a todos, la ruta nos ha aportado mucho más de lo que esperábamos. La compañía ha sido insuperable y el recorrido resultó del agrado general. Acertado en su totalidad, sin ninguna encerrona. Alternando hasta la hora de la comida tramos de sendas y enlaces por pistas y caminos que nunca llegaban a hacerse pesados. Con una segunda parte más relajada. A todo esto se une la satisfacción de saber que al poco rato llegaron Francis, Manolo y compañía cuya cara se satisfacción estoy deseando ver.
Enhorabuena a todos. Gracias a José Miguel que ha hecho estas fotos. Perdón por el peñazo, y nos vemos en la próxima.

Datos de mi cuentakilómetros:
Distancia total: 152 kilómetros.
Ascensión acumulada: 2.200 metros.
Tiempo total: 12h30’
Tiempo en movimiento: 9h30’.
HRMed 147.
HRMax 182.


Leer más...

REFLEXIONES SOBRE LA I VUELTA AL TÉRMINO DE YECLA. PROPUESTAS PARA FUTURAS EDICIONES


Una vez pasado el día D, y después de un merecido descanso y rehidratación cervecera, es hora de reflexionar y sacar conclusiones acerca de la agradable y, a la vez, dura experiencia que hemos compartido un nutrido grupo de ciclistas, de distintos niveles, edades y forma física, pero con un reto en común, realizar la Vuelta al Término Municipal de Yecla en BTT.
Todo un éxito, ya que pese al caluroso día, unos 35 participantes, de un total de 48 ciclistas (con algunos abandonos obligados debidos a compromisos diversos), hemos finalizado un recorrido que nos ha permitido pedalear por todos los rincones y parajes del perímetro de estas (nuestras) tierras.
Como toda primera edición, me consta que ha habido aciertos y errores. Para los primeros solo agradecer vuestra asistencia y, para los segundos, pedir vuestra paciencia y compresión. En todo caso, espero, al menos, que todos compartamos el deseo de repetir en años sucesivos esta prueba/reto/marathon. Para ello, se hacen las siguientes propuestas:

-El recorrido, una combinación de pistas, caminos rotos y senderos, parece bastante acertado y, salvo cortas variantes, puede mantenerse para años sucesivos.

-El carácter no competitivo de la prueba, al tiempo de ser un elemento diferenciador respecto a los numerosos eventos y circuitos de btt de las provincias limítrofes, favorece la participación de un mayor número de ciclistas de todos los niveles y potencia la ayuda mutua entre los mismos.

-En esta edición se ha rodado en 2 o 3 grupos, lo que ha permitido que cada participante se integrara en un grupo y se adaptara al ritmo del mismo. Esto no ha evitado que alguna avería, dificultad técnica o bajón físico en la cola de estos grupos haya propiciado que algún ciclista o subgrupo de ciclistas haya quedado descolgado y sin GPS. Esto no puede suceder en una ruta de estas características y debe evitarse en un futuro. Para ello se propone que la participación se realice en grupos (de 2 a 5 ciclistas), provistos de GPS, que sean en todo momento autosuficientes, solucionen sus averías y establezcan su propio ritmo y paradas.

-Pueden establecerse distintas modalidades de participación con, en su caso, distintos horarios de inicio.
*1/2 Vuelta al Término: regreso a Yecla por el Camino de la Amacolla (traviesa La Alquería-Yecla).
*Vuelta al Término completa (150 km. 2.200 m de desnivel).
*Vuelta al Término Ultra (para aquellos que el recorrido nos ha parecido algo Light): Vuelta al Término completa + Ascensión al Arabí (si todavía nos dejan) y Sierra de las Pansas.

-Los avituallamientos se ampliarán en horario y cambiará su ubicación, incluyendo probablemente otro punto adicional. Además de líquidos y bocatas, deberán incluir fruta, dulces, sandwiches,…

-Se debe de cambiar la fecha de realización. Vale que la ruta sea dura y exigente, que haya que darle muchas horas seguidas a los pedales y a la mente, pero el infierno y calor que hemos pasado, eso si que ha sido duro e inhumano. Por ello, se propone cambiar la fecha a la primera semana de mayo (después del 1º de mayo) o en septiembre (coincidente con las actividades y eventos deportivos de la Feria de Yecla)
Por último, pedir de nuevo disculpas por los posibles errores de logística, avituallamiento o planificación y agradecer la asistencia a todos los participantes y, en especial, a los voluntarios/as de los avituallamientos que han hecho posible esta "I Vuelta al Término Municipal de Yecla en BTT".
Con vuestros comentarios y sugerencias iremos estudiando y madurando estas propuestas en futuras reuniones.
Nota: Se avisará en el blog y por correo electrónico cuando puedan recogerse los maillots conmemorativos.
Leer más...

domingo, 17 de junio de 2012

AGRADECIMIENTOS

Hola abro esta entrada para agradecer a todos los que han hecho posible esta 1ª Vuelta al término.
Sobre todo a los organizadores: Andrés, Juan Ramón, Juanmi, a sus respectivas señoras, a todos los que nos han tenido preparados esos avituallamientos imprescindibles en una ruta como ésta, y también a todos los participantes.
Ha sido una ruta de diez o más.
De verdad y de corazón MUCHAS GRACIAS A TODOS.
Leer más...

viernes, 15 de junio de 2012

RECORDATORIO VUELTA AL TÉRMINO.

RESUMEN:
Hora de salida: 6:00 HORAS. (Por lo que cada uno tendrá que salir de su casa antes).
Lugar de salida: AVENIDA DE LA FERIA (CESPÍN).

Los cinco euros destinados a avituallamientos se han repartido de la siguiente forma:

*Avituallamiento 1: en el Arabí. (Km 53)
Contenido: bocata jamón york/queso/salchichón/chorizo (1/2 barra )
1 Plátano. Agua, bebida isotónica.

*Avituallamiento 2: en las Casas de Palao (Km 91)
Contenido: agua, bebida isotónica, 1 plátano, 1 pastelito.

*Avituallamiento 3: en el pozo concejil en el cruce del camino de las Sanguijuelas. (km 99)
 Contenido: agua gratis, fresca y abundante del pozo (hay cubo y soga para sacarla).

*Avituallamiento 4: en Raspay (km 108)

Contenido: bocata chorizo/salchichón/queso/jamón york (la otra 1/2 barra empezando por la otra punta )
1 Plátano. 1 pastelito. Agua, bebida isotónica.

CADA UNO DEBERÁ COMPLETAR LA ALIMENTACIÓN POR SUS MEDIOS.

LISTADO DE LO IMPRESCINDIBLE:

El día de antes (hoy)
* Poned a cargar el teléfono.
* Cargad la ruta en el GPS.
* Poned a cargar el GPS.
* Haced cubitos de hielo para llenar el camelbak.
*  Comprobad la bici: al menos cadena engrasada, presión en los neumáticos, cierres de ruedas, fijación del cambio, tija y manillar.
* Poned el despertador.

Mañana, antes de salir de casa:
* Los monárquicos, que pasen por el trono.
* Protección solar (50) en toda la piel expuesta.
* Casco, guantes, zapatillas y gafas protectoras son imprescindibles.

Equipaje mínimo:
* Camelbak lleno con hielo y agua. Bidones con sales minerales.
* Cámara, hinchador, llaves y tronchacadenas.
* Comida para el camino para completar el menú. (barritas, pasas, geles, turrón, polvorones, etc)
* 5/20 euros para pagar el avituallamiento y el maillot en su caso.
* Dinero para tomar un café en Rapay o una cerveza en la estación de autobuses a la llegada.
* Pañuelos de papel por si a alguien se sienta mal el agua del pozo.
* Teléfono móvil.
* GPS. En su defecto una estampa de San Cristóbal.

Si algo se me ha olvidado, lo añadís vosotros.

¡Que la sombra os acompañe!





Leer más...

DOS LIEBRES Y MULTITUD DE CONEJOS


En la salida de este jueves noche anunciada “suave”, nos hemos dado cita dos liebres, Fran y el que les cuenta, el resto de parroquianos habituales han suavizado todavía más la salida quedándose en el sillón de sus casas, no sabemos si para no gastar fuerzas para el sábado, o por la pasión por La Roja.
A las 21,25 hemos decidido repetir la salida del jueves 7 de abril de 2011 y hemos partido hacia la Casa de los Aljibes, Casa Jaime, Rambla del Cañizar, girando a la izquierda hacia la Casa de los Tres Pinos, y Loma de los Caballos, por donde hemos hecho un recorrido zizagueante, en continuo sube y baja por caminos rotos, que ha resultado muy entretenido. Antes de comenzar la bajada, la parada de rigor, esta vez sin foto (los fotógrafos no han venido), bajada que hacemos por el camino de la Casica Palabra, o de los perros, de aquí a la Casa de las Cebollas, y al pueblo donde llegamos poco después de las 23,30, habiendo recorrido 45 kms.
Nos ha llamado la atención, tanto en la subida por Casa Jaime, como en la bajada por la Casica Palabra y de las Cebollas, la cantidad de conejos que se nos cruzaban en nuestro camino, obligándonos a frenar en varias ocasiones, para no causarle a ellos, y a nosotros, ningún daño.
En resumen un recorrido bonito, que según Fran habrá que repetir, y que entre el ritmo continuo y la conversación que llevábamos se nos ha pasado volando.
Que las fuerzas os acompañen el sábado.
Leer más...

miércoles, 13 de junio de 2012

JORNADAS DE PARAPENTE

Que le vamos a hacer, coincide con nuestra Vuelta al Término, pero ahí va la información.

Leer más...

lunes, 11 de junio de 2012

Ruta de los nueve cucos.

Seré breve (no sé si sabré).
Camino de Ontur, el pasado 18 de febrero, avisté lo que era sin duda la silueta de un cuco junto a una era, próximo a unas imponentes ruinas. Nos acercamos a visitarlo y Francis comentó la de veces que se había pasado por allí sin percatarnos de su presencia. Era el Cuco de la Casa Gaitán. El "descubrimiento" avivó mi curiosidad y me puse a buscar información, tropezando con el artículo "Un habitáculo eventual en en ámbito rural jumillense: el cuco", de J Molina García, publicado en 1995 en la Revista Murciana de Antropología. El texto enumera y describe los cucos del término de Jumilla. Continúo ampliando información y en el Plan General de Jumilla localizo las coordenadas topográficas de la mayoría de ellos. Con semejante material la tarea es fácil: localizar los puntos sobre la cartografía, unirlos por una línea quebrada e ir ajustando y afinando el trayecto sobre los caminos circundantes. El resultado: la ruta del sábado.

La ocasión, dicen, la pintan calva, y en el calendario de salidas había un hueco justo antes la próxima I Vuelta al Término. La etapa es ideal para probarnos en una salida muy larga en un día que podía ser muy caluroso. A las 7:30 16 liebres ponemos rumbo a poniente en el tramo de acercamiento a nuestro objetivo. A buen ritmo, con "la fresca", pasamos La Maneta, Camino de Madrid, Carrasquilla, El Madroño, donde para alegría de Óscar se acaban los tramos de asfalto, Espernalas, Camino de Los Pozos hasta cruzar el Camino de Ontur. Algún escéptico ya preguntaba si de verdad había cucos por allí; el entusiasmo y la curiosidad del grupo empezaba a flaquear; y por fin aparece el Cuco de los Terrajes, mitad dentro y mitad fuera del corral, primero de los previstos, tras 33 km de  vivo pedaleo por entretenidas pistas por un paisaje muy bien conservado si no fuese por la silueta de los molinos y las torres eléctricas.
Cuco de los Terrajes.
Parece que ya convencidos y con nuevos bríos ponemos rumbo a las salinas del Águila, disfrutando de un tramo de caminos erosionados en terreno arcilloso (tipo "El Colorao") que sirvió para que los más endureros matasen el gusanillo. Muy pronto alcanzamos la Casa Gaitán con su imponente cuco junta a la era y que, a buen seguro, dio sombra a las mulas en calurosos mediodías en tiempo de trilla. Ya era hora de almorzar, pero quince liebres no cabían en el cuco y buscamos cobijo en una pinada junto a la Casa Portal.
Reanudamos la marcha atentos por si aparecía la silueta del Cuco de Portal, pero no hubo suerte. En otra ocasíón variaremos la ruta evitando el tramo de la carretera MU-403 que a ninguno nos agradó.
Tomamos el cordel de Hellín a Yecla para llegar enseguida al Cuco de Malacapa, no sin antes tener que cruzar por la orilla de un bancal. No sería una salida liebres si ello faltase. Nos recibió el dueño del "inmueble" que no salía de su asombro al ver semejante cuadrilla de "desocupaos" que habían hecho 45 kilómetros desde Yecla en bici para ver su cuco, en vez de estar desverbajando como las personas decentes.
Las liebres y Malacapa.

Muy cerca del de Malacapa encontramos el de los Pachines. Reconvertido a cochera para guardar el tractor, siendo el único que decidimos no escriturar por su su estrafalario aspecto.
A pocos metros, el cuco del Canoso, junto a la casa en ruinas y el pozo, brinda una bonita estampa rural. Más adelante encontramos el cuco del Pajero, de los pocos no reconvertidos en marranera y gallinero, por su ubicación aislada en medio de viñas. Acondicionado para los necesarios recesos en las duras labores del cultivo de la vid.
El cuco del Canoso.
En la siguiente parte de la etapa empezamos a mosquearnos. Llegados al pie de la umbría de la Sierra de La Pedrera, un cartel nos anuncia la presencia de abejas. Pero estaba equivocado: eran moscas. En la vida había visto tantas moscas juntas; por una senda inexistente que nos obligó a atravesar el atochar con la bici a cuestas llegamos al alto de la sierra acompañado por un séquito de moscas que no nos abandonó hasta salir de la sierra. Por lo demás, y resuelto el único despiste serio de la mañana, recorrimos las rodadas del Camino Histórico de Ontur, petroglifos, pinturas rupestres y senda de acceso, tomando camino hacia la Cantera de Santiago, por donde Pepe rompió la cadena, obligándonos a parar para deleite de las moscas que se estaban poniendo ya más pesadas que un cuñado chispado en Nochebuena.
Nuestro fotógrafo, en las roderas del camino.
No hay "photoshop", lo juro.
Reparada la cadena volvemos a la parte final del programa de los cucos, llegando al Rincón de la Matanza, con dos construcciones, una semiderruida y otra muy retocada  y después al Cuco de la Ceja, cuyas ruinas todavía brindan una atractiva instantánea.
La vuelta a Yecla por el Camino de Gamellón, Casas de la Aragona y El Gamellón. Repostando agua y reparando una avería en los pozos próximos al inicio de Los Gavilanes  y Camino de Los Picarios para llegar a casa a las 14:30. Justo en el límite.
Cuco de la Ceja.
Solo espero que el resto de liebres disfrutase de la mañana, el recorrido, los paisajes y la compañía tanto como yo.
Nos vemos en la Vuelta al Término.



Gracias a Francis por ceder sus magníficas fotografías.
Gracias también a Diego por facilitarme su track, pues mi GPS se quedó sin batería a medio camino.
Track de la ruta con correcciones.

Leer más...

domingo, 10 de junio de 2012

INFORMACIÓN VUELTA AL TÉRMINO

¡CERRADO PLAZO Y CUPO DE PARTICIPANTES EN LA I VUELTA AL TÉRMINO MUNICIPAL DE YECLA EN BTT!

Próximamente se remitirá información adicional y track GPS, vía mail, a todos los participantes. Se recomienda su lectura.

En su caso, y si por cualquier motivo no puedes asistir o se te ha incluido por error, COMUNÍCALO.  

Los avituallamientos (líquidos y sólidos) se han previsto exclusivamente para las personas que han comunicado su participación y tienen un precio de 5,00 euros. Aquellas personas que no lo hayan hecho, y acudan a la salida, tendrán que autoabastecerse por sus propios medios. 
Leer más...

sábado, 9 de junio de 2012

La gran mañana

Hoy más que el día de la comunidad de Murcia, ha sido el día de Juan Ramón Chirlaque. Quiero darle las gracias por la magnífica etapa que nos ha preparado (tras un curro que él sabrá el tiempo que ha necesitado invertir). De verdad una etapa de 10. Todo perfecto (yo creo que lo de las moscas no lo sabia). Por este motivo prefiero pasarle las ¡¡¡¡¡¡50 fotos¡¡¡¡¡ que he hecho y que sea él quien elija las que quiera y nos deleite con una de sus divertidas y entretenidas crónicas. Un abrazo a los 14 "cucos" que me han acompañado hoy. Por cierto al final me han salido 95 kilómetros, una pasada.
Leer más...

SE VENDE CANNONDALE FLASH F1

Se vende cannondale flash F1 de aluminio (julio 2010), talla L, sin ninguna modificacion tal como salio de fábrica con 5.500 km.

Precio: 1400 €.
Razón: Antonio (Tlf.- 663 561 486). Llamar de 18 h a 23 h.
Leer más...

viernes, 8 de junio de 2012

Tobarrilleando

La de anoche fue sin duda alguna la más calurosa que llevamos este año. Sobraron manguitos, paravientos, guantes.....lo que si que no sobro fue agua (¡¡¡que manera de beber¡¡¡). Salimos 15 fornidos ciclistas pasadas las 21.20 de la noche en dirección a Tobarrillas donde nos adentramos par el conocidísimo camino de la casa de los perros (casica Palabra desde siempre), llegados allí giramos a la derecha, luego bajamos una cuesta, volvemos a subir para girar a la derecha nuevamente y otra vez a la izquierda, de nuevo volvemos a ascender, girar a la derecha, bajar, llanear un poco, volver a subir, a derecha para luego volver a bajar y volver a girar..........por fin paramos al inicio de una senda (muy transitada por nuestro grupo tanto con luz natural como artificial) y reponemos fuerzas bebiendo y comiendo dentro de un cierto nerviosismo entre algunas liebres por la inesperada visita de un escorpión que a más de uno le puso los pelos como escarpias. Por ello foto rápida y senda "pa bajo", llegamos así al camino de la casa Jodar y otro avistamiento (nada de OVNIS), en este caso un ciempiés que alegremente deja la disciplina del grupo y vuelve a sus quehaceres nocturnos. Llegamos a la casa Bañón, casa Jaime y Carolinas, lo demás pues lo de siempre hasta llegar a Yecla, eso si dentro del mismo jueves y por los pelos. En conclusión, 45 kilómetros verdaderamente entretenidos y no exentos de algún pequeño despiste que en una sola ocasión motivo el típico comentario de "por donde coño han echao", pero fue solo eso unos intranquilos minutos nada más. Bueno chicos mañana más y no seáis muy "cucos" esta noche pues mañana toca etapa de las buenas. Un saludo.
Leer más...