viernes, 17 de abril de 2015

Manos arriba...

Esta noche hemos visitado Tobarrillas, y hemos recibido disparos a ráfaga en el avituallamiento, para después hacer un descenso rápido y frío hacia Casa Jaime, y a ritmo hasta el punto de partida...


    
Leer más...

miércoles, 15 de abril de 2015

Mala foto, buena ruta.

Una cadena rota en la Rambla de Vera nos ha obligado a recortar la ruta. Una verdadera suerte. Antes de abandonar los Gavilanes, hemos tomado la senda que faldea hacia el Pozancón y nos ha quedado una salida redonda. Lástima que la foto no ha haga honor a la ruta.

Leer más...

domingo, 12 de abril de 2015

El Cid y su Silla. ¿Pies, para qué os quiero?

Otro nombre que añadir a la, ya larga, lista de cumbres alcanzadas por Las Liebres: la Silla del Cid, en Petrel.
Otro sábado más, con un tiempo incierto, nos desplazamos fuera de Yecla en busca de nuevos territorios por conquistar.
Al final fuimos ocho los que empezamos el acercamiento a la Sierra del Cid a través de un monótono laberinto asfaltado entre chalets que se extienden hasta donde el terreno de empina de verdad y ya no nos dará tregua en bastantes kilómetros.
La subida arranca por una pista que hace años estuvo asfaltada. En algunos tramos hormigonados se acentúa el duro castigo para las piernas que supone alcanzar la cuerda de la Sierra, donde ya se disfrutan unas magníficas vistas, hoy difuminadas, entre el mar y las sierras alicantinas.

Acabado el asfalto, posiblemente de tiempos de Adriano, como el de la carretera de Fuente Álamo, un destrozado camino, en el que cualquier descuido te puede llevar a al suelo, recorre el borde del cantil hasta la cumbre del Cid, cuya subida se pone imposible en un trecho que todos tenemos que hacer andando.
El trayecto de bajada está peor que el de subida, o así lo parece. Tras varios sustos en la piedra suelta, algunos haremos gran parte de la bajada a pie.
Sigue la cosa con menos pendiente y disfrutando por caminos cojonudamente malos hasta llegar a la encrucijada donde hay que tomar una decisión: ¿subir o no subir?, a la Silla del Cid. Y, a sabiendas de que hay que empujar, la decisión es unánime. En este tramo, el camino es cojonudamente peor. Y la senda que le sigue, cuando se deja hacer, va bien. Ahora, cuando no se deja y puedes desviar la vista de la trayectoria correcta, resulta inquietante ver el balcón que se presenta por la izquierda.
A al final llegamos arriba y compartimos el espacio del almuerzo con senderistas y escaladores que a la vez que nos miran se preguntan que se nos habrá perdido allí arriba a nosotros. Yo, a ratos, también me lo preguntaba.
Ya habíamos subido, almorzado y el instante se había inmortalizado. Y se nos presenta otro dilema ¿bajar por donde habíamos subido o por esa otra alternativa, más corta pero un poco más técnica, que conoce Andrés? Ni que decir tiene cual fue el resultado de la votación. Y aquí me veo otra vez bajando con la bici del ramal, echando en falta la cuerda fija y maldiciendo al que inventó las zapatillas con calas. Otra vez que venga, me echo las chirucas a la mochila y me cambio de calzado para hacer este tramo.
Tras terminar de desandar el camino hasta la encrucijada, nos asomamos de nuevo al balcón, ahora por la derecha y con vistas a levante, que acompaña la senda que definitivamente baja de la Sierra para volver a los caminos que la rodean. La senda hay que bajarla con mucho tiento, y, mientras no se suaviza la pendiente, andando. Acabando la última de las incontables curvas imposibles, se puede volver a disfrutar del descenso. Pero sin entusiasmarse demasiado, que la salida a la pista es traicionera de verdad.
Visto que en el Cid he gastado más suelas que ruedas, necesitaré volver a leer el capítulo dedicado al descenso del libro de "Técnicas de BTT" porque, evidentemente, no me ha quedado del todo claro.

Hasta aquí la primera parte de la ruta: la Sierra del Cid. La fiesta continúa ahora por el Rincón Bello, el paraje de la Rabosa y su área de recreo, donde es mejor no llegar con mucho apetito para evitar el riesgo de morir ahogado en los propios jugos gástricos.
Una tras otra se recorren sendas que descienden por las faldas del Maigmó, que a mi me parecían todas cuesta arriba sin serlo. El terreno, muy propicio para las de 29 y más todavía para las de 26, se nos atragantó bastante a los de 52. Menos mal que todo suplicio tiene un final y el nuestro llegó alcanzando la pista que lleva al Collado de Amorós y Alto del Ponce, con durísimos porcentajes en hormigón de esos que hacen las delicias del buen aficionado. Nada como unas buenas cuestas por pistas hormigonadas para ir relajado.
Pero todo no podía ser sacrificio y había llegado el momento de disfrutar. Ahora sí, la parte final era todo bajar y bajar. Primero por senderos muy rotos hacia la Ermita de la Purísima. Después, con buen piso, más sendas por el barranco de Badallet, que termina por convertirse en una gravera complicada por la que evoluciono a trompicones. También tengo que repasar el capítulo del libro que hablaba de "dejar fluir el sendero", a ver si termino de entenderlo.
Un corto enlace asfaltado y nos metemos en la Rambla de Pusa. Aquí llama la atención el lecho rocoso, que se asemeja al firme de una calzada romana, y la variedad de sorprendentes rincones que encontramos a nuestro paso. Y sobre todo, la corriente de agua que nos acompaña durante los últimos kilómetros, en la que nos mojamos y disfrutamos como enanos hasta volver a entrar en Petrel, donde nuestra ruta se acaba.

Como el lector ha podido intuir, no es esta una ruta para quienes hace poco que compraron su primera bici de montaña. Superada la dureza de la ascensión inicial, el terreno en toda la Sierra de Cid es extremadamente duro y abrupto. No obstante, llegar a lo más alto, subido o al lado de nuestra bici, es siempre muy gratificante.

La zona de La Rabosa, en el sentido que se hace, se vuelve técnica y exigente. Sobre todo porque las piernas recuerdan el castigo del la primera parte parte de la ruta y se hace difícil encontrar ningún ritmo llevadero por los contínuos repechos y escalones de las sendas y la fuerte pendiente de las pistas.

La parte final, siendo la más divertida, tampoco te deja mucho margen para descansar y requiere continua atención a las dificultades del sendero, con puntos difíciles de superar.
Pero, por muy bien que te lo quieran contar, no sabrás si la ruta merece o no la pena hasta que no te decidas a recorrerla tu mismo. Para eso, aquí te dejo el track.
Más información de la ruta en este otro enlace.

Va por ti, José Antonio. Mucha suerte, mucho ánimo y mucha fuerza, Diablo.


Leer más...

viernes, 10 de abril de 2015

Otra clásica..

.. bajada hacia la balsa y subida por el Serral con el ritmo a todo pistón, vamos en carrera de liebre nocturna como estamos acostumbrados, foto y hacia la Fuente de la Negra a completar la etapa.


Leer más...

miércoles, 8 de abril de 2015

Convocatoria de salida: EL CID Y LA SILLA DEL CID.

El próximo sábado se va a repetir la ruta que Andrés y Miguel Lucas hicieron por la Sierra del Cid y junto a Petrel.

En este otro enlace está toda la información de la ruta:
http://clubbttlasliebresyecla.blogspot.com.es/2014/03/el-cid-y-mesa-del-cid-btt.html

Datos prácticos:
Distancia: 42 km
Desnivel acumulado: 1.460 m            Altura máxima: 1.145 m
Tiempo en movimiento: 04:25 h        Velocidad media (mov): 9,7 Km/h.
IBP: 145
Dificultad física y técnica Alta.
Observaciones: Tramo de porteo (bici-trekking) en el ascenso y descenso del Cid y Mesa del Cid, así como algún tramo puntual del resto del recorrido. Ciclabilidad: 96-97 %.

AQUÍ EL TRACK DE LA RUTA:http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=6301802

La salida será a las 7:00 (en punto) desde el sitio de costumbre, la Avenida de Córdoba.
Volveremos a comer a Yecla, aunque sea tarde.

Quien quiera acompañarnos, que ponga un comentario, indicando la disponibilidad de vehículo en su caso.

Leer más...

Territorio jabalí.

Vuelta rápida y fresca, con uniforme de invierno. Por el hondo del campo, la Bronquina, y las faldas del Serratejo y la Sierra de Salinas. Con vuelta por el Portichuelo, la Alberca y el camino de Abanilla. No hemos visto al jabalí, pero los campos recién abonados nos han recordado su inconfundible aroma.

Leer más...

sábado, 4 de abril de 2015

Se acabaron las empanadas.

Tres días consecutivos almorzando lo mismo terminan por cansar a cualquiera. Por suerte hoy sábado, en las faldas del Carche, y después de recorrer viejos caminos y resbaladizas sendas por las inmediaciones de Pisana, algunos hemos acabado las existencias de empanadas de esta campaña 2015.
Los casi 290 km programados por el Club esta Semana Santa  han finalizado por las faldas de la Sierra de Salinas y el camino de Abanilla. Ahora empieza la marcha atrás para los próximos eventos del calendario: PEDALES de ALCARAZ II y la IV Vuelta al Término. A entrenar, que los tenemos encima.

Leer más...

viernes, 3 de abril de 2015

Vuelta a la Laguna de Pétrola.

Al igual que en los últimos dos años, un reducido (e irreductible) grupo de Liebres empleamos la mañana del Viernes Santo en hacer una ruta turística por algún lugar de interés en la periferia del territorio que solemos frecuentar. Este año, otro destino elegido casi al azar nos ha deparado una soberbia mañana de bicicleta en la que hemos disfrutado, mucho más de lo imaginable, de nuestra travesía por unas tierras manchegas que nos han sorprendido y nos han roto los esquemas por completo.

Hemos partido a las siete y algunos minutos de la mañana en dirección a Montealegre, siguiendo en parte el Camino de Santiago, tomando en el Pulpillo nuestra variante favorita que sigue la rambla que viene de las Casas de Almansa.
Tras cruzar la carretera, el paisaje cambia ascendiendo las secas estepas dominadas por el esparto y algún que otro pinar joven repoblado en el que las perdices engordan con los cuidados de quienes más adelante les darán caza. El camino terrero llega a su punto más elevado y da comienzo un cómodo descenso que nos acerca al pueblo vecino. A unos 3 km de las primeras casas, el camino aparece asfaltado y comienza a ascender de nuevo en uno de más aburridos, aunque corto, tramos de la ruta.

Tras cruzar Montealegre, salimos por una vía rural que dejaremos pronto por un camino, hoy desaparecido bajo los aperos de un desaprensivo, que nos ha puesto un poco nerviosos. Pero 200 metros de bancal no son suficientes para detener a Las Liebres y hemos recuperado nuestro trayecto, más o menos paralelo a la carretera de La Higuera, por el que hemos superado sucesivas colinas pobladas de atochar y monte bajo, por una entretenida sucesión de carriles y veredas que han hecho muy amena la llegada a las Salinas de la Higuera.


La explotación de sal me ha desencantado un poco bastante. Las balsas de salmuera tienen ahora el aspecto de embalses de riego en los que domina el color negro de los plásticos impermeabilizantes. Será cosa de la modernidad; en fin, poco podemos hacer. Quizás por el contraste, la Laguna de la Higuera, poblada de aves acuáticas, me ha parecido un lugar con un encanto especial y su entorno, ondulaciones tapizadas de cereal dominadas por las bucólicas ruinas de una edificación abandonada, digno fondo de pantalla de cualquier ordenador personal.

Tras observar la laguna de la Higuera y su entorno, dejamos la carretera y tomamos una sucesión de pistas y caminos que nos conducen al caserío de Puerto Pinar, desde donde nos adentraremos en la Loma Larga y su parque eólico, que pronto abandonamos camino de la Hoya de Juan Blasco y la Charca del Fraile, otra laguna, mucho más pequeña, donde volvemos a ver numerosas aves acuáticas. Desde aquí, un par de kilómetros de inevitable carretera y ya estamos, apenas pasadas las 10 de la mañana, en Pétrola.

Nos acercamos a la Laguna Salada de Pétrola y junto al observatorio de aves reponemos fuerzas y admiramos el entorno mágico y misterioso que crean el paisaje y el cielo reflejados en las quietas aguas de la laguna, que en esta tranquila mañana de primavera eran un perfecto espejo.

Como el objetivo de la ruta era hacer algo de penitencia con la excusa de rodear la laguna, nos hemos salido de la cómoda pista atravesando inciertos caminos pantanosos entre hierbas, juncos, pequeños arroyos que entregan su agua a pocos metros de nosotros y orillas de terrenos más o menos cultivados. Tras momentos de incertidumbre y no sin decisión y fe ciega el en GPS, hemos salido de nuevo a la civilización emprendiendo el camino de vuelta, volviendo a pasar por Pétrola, última población que veremos hasta llegar a Yecla.
El retorno empieza con una recta de 6,5 km que nos ha devuelto al parque eólico de la Loma Larga por su parte sur y después, en un agradable descenso por parajes boscosos, a Puerto Pinar. Un continuo de viejos caminos y veredas perdidas nos van acercando a Fuente Álamo, que quedará a nuestra derecha al cruzar la carretera nacional junto a la Rambla del Escaramujo.
A medida que nos acercamos a nuestro Altiplano, el cereal deja paso a la vid y se vuelve al paisaje duro y áspero del campo arriba. Por caminos, ya casi polvorientos pese a las no tan lejanas lluvias, y con el Monte Arbí de fondo, llegamos al caserío del Morteruelo; última parada para reponer algo de fuerzas, cuando ya llevamos 95 kilómetros en nuestras piernas.

La marcha se reanuda por un sorprendente y bonito entorno de perdidos caminos rocosos que llegarían al Arabí si la Rambla del Morteruelo no se cruzase en su camino. Y aunque hay que atravesar veinte metros entre matorrales para llegar a ella, nos espera la senda de la Rambla, hoy en un estado inmejorable, y que ha puesto un insuperable colofón a una fantástica ruta.
El resto ha sido volver por la Casa de Don Lucio, Atalayas y Camino de Madrid, donde todavía algunas Liebres han sacado las últimas fuerzas, que guardaban para la ocasión, y han puesto en marcha la locomotora llegando a Yecla antes de que diesen las dos de la tarde.
Ha sido esta una ruta que nos ha sorprendido, gratamente, a todos. El estereotipo de unas tierras manchegas dominadas por aburridas llanuras se desmorona en estos días de primavera en los que las surgencias de agua, que atraen una variedad de aves incontable, y el verde de los cultivos de cereal entre lomas de pinares o jalonados por encinas centenarias, crean un entorno ideal para disfrutar, de una manera tranquila, del inmenso placer de conocer otras tierras sin más impulso que las propias fuerzas y el afán de superación.
Datos de la ruta:
Distancia total 120 km.
Ascensión acumulada: 850 m.
Dificultad técnica: baja.
Dificultad física: alta. (120 km son 120 km)
Se puede reponer agua en Pétrola: fuentes públicas próximas a la iglesia.
En época de calor, el recorrido puede ser extremadamente agotador.
 Track de la ruta:

Leer más...

jueves, 2 de abril de 2015

Pasión por las sendas.

"7. f. Apetito o afición vehemente a algo."
Esta es la séptima acepción de la palabra "pasión" que recoge el diccionario de la RAE. No se puede definir mejor lo que Las Liebres sienten por las sendas subidos en los sillines de sus bicicletas.
Es anunciar una salida con abundantes sendas y la participación de dispara. Esta mañana del Jueves Santo la ruta era de sendas y he contado 17 en la salida. Con los antecedentes de las recientes lluvias, apetece más que nunca disfrutar del terreno en buen estado. Pero la palabra escrita tiene muchas lecturas, y la pasión que nos esperaba no era la de la séptima sino la de la primera acepción del diccionario:
"1. f. Acción de padecer"
Porque la ruta ha sido dura de verdad. Aunque recorrer en sentido inverso lugares por los que pasamos constantemente tiene un encanto parecido al de descubrir sitios nuevos.
La primera senda, en dura subida, la de la Casa Jaime al cortafuegos de Jódar. Si alguno andaba un poco despistado, ha podido hacerse a la idea de lo que tocaba hoy.
Seguimos por la senda de Los Tanos hasta Cirote, que a mí, da igual el sentido, siempre me parece cuesta arriba. Para disfrutar una bajada rápida por senda hasta el camino.
Hemos buscado las casas de Catín y hemos disfrutado, a mí me lo ha parecido, de un bonito camino medio abandonado entre encinas y tapizado de verde. Para buscar la senda que baja a Olula, donde algunos, los menos, han podido exhibir su control absoluto del manillar superando escalones rocosos.
Tras el almuerzo en la Fuente de Olula, otra senda en subida, con un par de tramos de meter bien metidos los riñones. Y por la pista de El Paraíso, llegamos al Granillo, último Gólgota que teníamos que superar. Un camino con fuerte pendiente que va de más a mucho más terminando por la senda que siempre baja la Inmortal, pero que nos hemos empeñado en subir a costa de lo que sea.
Bajando de Santa Bárbara obtenemos el merecido premio por una fantástica senda, no apta para principales, que termina en el camino de El Paraíso.
Una modificación en marcha y terminamos la mañana bajando por la Senda de los Jinetes y su continuación por la Rambla.
No es lo mismo tener afición a las sendas que padecer en las sendas, aunque la ambigüedad del lenguaje pueda definir ambas cosas con las mismas palabras: "pasión por las sendas". Que cada cual se quede con la acepción que más le guste de esta D-27.

Leer más...

miércoles, 1 de abril de 2015

Los otros farolicos.

Bombillas de seis voltios y pilas de petaca fueron las precursoras de lámparas led y baterías de litio. Y a falta de santo o estandarte que perseguir, purgamos nuestra falta de entrenamiento intentando no perder la rueda del que llevamos delante. Una forma como cualquier otra de hacer Santa, tanto o más que el resto, esta noche de martes: los Tres Puertecicos y el postre, volviendo por la Flor.

Leer más...

sábado, 28 de marzo de 2015

Tierra mojada.

El dios de la lluvia no pudo negarse a las súplicas que le elevaron los Liebres con sus cantos de karaoke en nuestra última cena y nos ha premiado con un invierno lluvioso. Aprovechando el primer día soleado de esta primavera, nos hemos regalado una rotunda ruta en busca de las veredas más pedregosas y las sendas más abruptas.
Hasta el Calderoncillo, la cosa es apta para todos los públicos. Una vez metidos entre las lomas, el recorrido de adentra por caminos perdidos, exigentes sendas que consumen las fuerzas en subidas engañosas, trabajosas ramblas, y peligrosos descensos por senderos rocosos.
Hoy es de esos días en los que los Liebres se han ganado la cerveza a pulso y ha tenido sabor especial: una caña a la salud de Patro y con la boca seca tras una ruta genial; pocos placeres se le pueden comparar.

Leer más...

viernes, 27 de marzo de 2015

P'habernos matao.

Ha estado en menos de un minuto que una furgoneta sin frenos, y sin conductor, se llevase por delante al pelotón de liebres, junto con la puerta de la valla del chalé donde estaba aparcada. Menos mal que no ha pillado a nadie, porque habrían tenido que recogerlo con una fresón.
Por lo demás, una noche muy entretenida por un recorrido completo y variado; con algún tramo ya de la Vuelta al Término, para la que faltan solo dos meses y veo yo poca mentalización todavía.
Se nota que hoy no había bruma: las fotos están mucho más nítidas.

Leer más...

martes, 24 de marzo de 2015

Bruma en los Cerrillares.

Una nocturna pasada por agua. Por el Factor, el Madroño y las Espernalas llegamos a los Cerrillares con algún que otro charco y una agradable temperatura.
Justo iniciando la vuelta ha hecho aparición la lluvia, que nos ha acompañado en nuestra improvisada huida por el camino de Ontur, Carrasquilla y Camino de Madrid hasta Yecla. A pesar de todo, una noche bien aprovechada.

Leer más...

martes, 17 de marzo de 2015

Como galgos

A pesar de los despistes en algunos cruces, la nocturna de La Toconera se ha desarrollado a buen ritmo. Al punto que apenas daban las once y media cuando entrábamos al pueblo. Un divertido aperitivo para la salida del Día del Padre, en la que volvemos al mismo paraje, entre otros otros sitios de interés.

Leer más...

domingo, 15 de marzo de 2015

Komo-Kabras 2015: el Club más numeroso.

Tremendo éxito el alcanzado en la mañana de este domingo 15 de marzo por la Marcha BTT Ciudad de Yecla "KomoKabras", magníficamente organizada por el Club Ciclista Yecla.
Respasando las clasificaciones, y salvo error u omisión, encontramos en ellas a un total de 33 socios y socias (algunos con doble nacionalidad) del Club BTT Las Liebres Yecla. Desde aquí nuestra más sincera enhorabuena a todos por su demostrada entrega y los meritorios puestos obtenidos.
Reconocimiento especial para Gabi, Juan Jesús, José Pascual y Alberto Soriano por haber pisado podium otro día más.
Aprovechando la ocasión damos las gracias a todos los colaboradores que han puesto su grano de arena para que la prueba fuese un éxito.
Y, como de otro modo no podría ser, felicitamos públicamente al Club Ciclista Yecla, a su directiva y a todos sus miembros y colaboradores por el magnífico trabajo realizado.

Pos.
Nombre
Tiempo Real
Categ.
Pos. Categ.
1
sanchez aldeguer, Manuel
1:45:16
MASTER 30 MASCU
1
4
LOPEZ AZORIN, GABRIEL
1:46:18
MASTER 35 MASCU
2
8
SANCHEZ JUAREZ, JUAN JESUS
1:47:23
ELITE MASCUL
1
26
ORTUÑO PUCHE, JAVIER
1:52:02
MASTER 30 MASCU
8
27
MARTINEZ YAGO, JOSE PASCUAL
1:52:15
MASTER 45 MASCU
3
58
Agullo Sanchez, Oscar
1:54:16
MASTER 35 MASCU
16
59
MARTÍNEZ TORRES, Javier
1:54:20
ELITE MASCUL
10
60
MEDINA SORIANO, ADRIAN
1:54:36
ELITE MASCUL
11
88
SORIANO PEREZ, ALBERTO
1:57:55
SUB 23 MASCULIN
3
89
ferriz azorin, angel
1:57:55
MASTER 30 MASCU
24
96
ORTUÑO PUCHE, JUAN MIGUEL
1:58:34
MASTER 40 MASCU
12
97
guardiola cantos, carlos
1:58:29
MASTER 30 MASCU
25
99
PALAO CHIRLAQUE, JAVIER
1:59:04
MASTER 30 MASCU
27
103
LORENTE MARTINEZ, ANTONIO
1:59:39
MASTER 30 MASCU
28
107
ORTUÑO MARTÍNEZ, PEDRO
1:59:49
MASTER 40 MASCU
14
152
MUÑOZ PEREZ, FRANCISCO JAVIER
2:04:10
MASTER 35 MASCU
41
155
DIAZ AZORIN, RAUL
2:03:54
MASTER 35 MASCU
43
186
ORTUÑO DIAZ, JOSE PASCUAL
2:06:13
MASTER 35 MASCU
49
204
PÉREZ MUÑOZ, JOSE RAFAEL
2:08:07
MASTER 30 MASCU
51
239
POLO MUÑOZ, ALVARO
2:12:40
ELITE MASCUL
41
240
MARCO DIAZ, JOSE ANTONIO
2:12:37
MASTER 40 MASCU
29
279
Ortuño Candela, Marcos
2:16:27
MASTER 45 MASCU
29
299
BERNAL PEREZ, DAVID
2:19:16
MASTER 30 MASCU
69
307
ORTUÑO QUILES, FRANCISCO JOSE
2:20:39
MASTER + MASCUL
13
361
Martinez Soriano, José antonio
2:24:28
MASTER 45 MASCU
36
362
martinez soriano, manuel german
2:24:29
MASTER 35 MASCU
95
363
sanchez carpena, jose
2:24:52
MASTER 40 MASCU
49
401
Ortega Rubio, Pedro
2:28:28
MASTER + MASCUL
20
466
SÁNCHEZ AZORÍN, MARIA DOLORES
2:37:09
MASTER 30 FEMEN
7
485
CONEJERO LOPEZ, CARLOS
2:39:44
ELITE MASCUL
67
489
MAESTRE SANTA, PABLO
2:39:43
JUNIOR MASCULIN
14
528
Arana Gomez, Miguel
2:47:12
MASTER 30 MASCU
107
578
GONZÁLEZ LÓPEZ, ANA CAROLINA
3:02:07
MASTER 40 FEMEN
5
619
AZORIN PASCUAL, PASCUAL
3:14:29
MASTER 40 MASCU
92
652
Lidó Rico, Manolo

COLABORADOR

653
Sánchez Ortuño, Francisco

COLABORADOR

654
Maestre Férriz, Pepe

COLABORADOR

655
Santa Martínez, Mª del Mar

COLABORADORA

656
González Flores, Francisco

COLABORADOR

657
Palao Díaz, Antonio

ORGANIZADOR

658
Chirlaque Azorín, Juan Ramón
3:57:14 
COLABORADOR

Leer más...

sábado, 14 de marzo de 2015

Como en el Cuco de los Garganchines, en ningún sitio.

Supongo que el Cuco lo hicieron para días como el de hoy, en el que llueve pero no mucho. Más bien ha granizado. Y hablamos de la zona norte del término, que por aquí ha a caído una buena.
Al final el tiempo nos ha respetado y hemos completado la etapa prevista llegando hasta el famoso Cuco por cómodas pistas y caminos entre pinares (o sus restos quemados) y tomando para la vuelta cualquier senda y cualquier rambla que apareciera en nuestro camino. Y si no estaba exactamente en el nuestro,  cambiamos el camino para recorrer la senda o la rambla.
Otra etapa clásica de las que nunca defraudan.

Leer más...

viernes, 13 de marzo de 2015

A la traviesa... sin cuchillo..

.. esta noche modificamos el recorrido un poco para hacer un trozo del inicio del a Komo-Kabras 2015, y evitamos la subida del cuchillo, cosa que algunos agradecimos, la venta de La Gloria estaba a tope y pasamos de largo, la vuelta por las Moratillas no sin antes hacer la foto de rigor, mejor dicho las fotos....


Leer más...