sábado, 22 de agosto de 2015

OPEN DE ESPAÑA MTB ULTRAMARATHON -- YECLA --

Como la mayoría ya conocéis por distintas fuentes, Yecla será la sede de la 3ª prueba del Open de España de MTB Ultramarathon.
La prueba se celebrará el próximo día 11 de octubre, domingo previo al festivo lunes 12, día de la Hispanidad y santo de nuestra presidenta consorte.


El recorrido que figura actualmente en la página de la prueba es el siguiente:

**************
El Serral:

Salida dese la Calle Abad José Sola, Paseo del Cementerio, desde 642 m de altura, de  para salir del casco urbano por los Quiñones hacia el Camino de Abanilla. Terreno llano hasta las inmediaciones del Serral, primera subida larga del día. Buen terreno, mientras se sube hasta sus 742 m  calentando el cuerpo para lo que vendrá más adelante.
Tras recorrer toda la umbría de este monte municipal la ruta se desvía hacia el Sur, en dirección a las casas del Marqués y el Venturoso. Aquí tocará atravesar un arenal que podría llegar a ser muy complicado si el terreno está demasiado seco. Si el terreno está húmedo será complicado nada más.

El Serral: cartel indicador.

El Primer Refugio del Carche:

Dejando a la derecha la Ermita que da nombre al paraje, la ruta toma rumbo a la Sierra del Carche, iniciándose la clásica subida desde Yecla hasta el primer refugio. Al cruzar la carretera Jumilla-Las Quebradas el camino empieza una remontada monótona que se endurece a medida que se acerca al Barranco del Saltador, donde, ya en plena Sierra, la pendiente se suaviza, favorable a veces, durante un par de kilómetros que a veces se asoman al valle y otras se retuercen bordeando los profundos barrancos de la umbría de estos montes. Un aljibe en uno de los más pronunciados anuncia el final del descanso y la pista vuelve a tirar hacia arriba, ya sin tregua hasta alcanzar el primer refugio, a 995 m,  bajo la Peña del Castelar.

Primer refugio del Carche.
El Alto del Carche:

Dejando el refugio a nuestra derecha, se inicia la bajada de las conocidas como "16 Curvas", que en verdad son dieciséis. Siempre y cuando no se tome algún atajo. Se sigue bajado hasta el cruce de La Rosa, a 740 m y se inicia otra vez la subida, ya sin apenas descanso, hasta el Alto del Carche.
Esta subida del Carche por La Rosa es la clásica que hacen desde Jumilla. Para mí, y para muchos más, es la favorita. El  camino empieza recorriendo con suavidad la ladera en dirección a las Salinas de la Rosa, que podremos divisar a mano derecha justo cuando comienza a dar la cara una subida ya inequívoca. Iremos dibujando uno a uno los sucesivos barrancos de la solana de esta inmensa Sierra. Y podremos sorprendernos, a mí, al menos, me pasa, por la inesperada densidad y vigor de la vegetación en estos rincones áridos y secos.
Si según avanzamos, siempre hacia arriba, volvemos la vista atrás, podremos ver unas impresionantes panorámicas y el imponente camino recorrido con mucha más claridad que el que, por delante, nos queda por andar. San Cristóba, la Omblanquilla y el Infierno son los tres barrancos que dejamos atrás cuando la pista empieza a tomar unas espectaculares revueltas que nos dejan, a 1100 metros en una terreno menos exigente, camino del Collado del Pozo de la Nieve. A nuestra izquierda pasaremos por alto, quedando para otra ocasión, las conocidas trialeras del Carche, no aptas para todos los públicos, pero que al menos una vez en la vida, se deben recorrer. A nuestra derecha, en el fondo del barranco, un decrépito Pozo de Nieve, que da nombre al paraje, es el mudo testigo de otros tiempos en los que los inviernos en el Carche eran fríos y nevaba de verdad.
Tras el breve respiro llegaremos al cruce de caminos y nos quedará apenas un kilómetro para llegar a lo más alto, alcanzando los 1350 m. Un kilómetro escaso pero muy duro, aunque las impresionantes vistas y la certeza que que la subida llega al final, lo hacen más llevadero de lo que cabría esperar.

Final de año en el Alto del Carche 
 Descenso del Alto del Carche hasta Viña Pe:

Sigue la ruta desandando parte del tramo anterior, donde los que bajen deberán ir pendientes de los que suben hasta abandonar el camino por la derecha en un sendero de excursionistas de fuerte pendiente que nunca me atrevía a intentar y en el que tendréis que llevar la máxima precaución.
Tras breves metros de pista la ruta toma prestada una de las salidas más exigentes de nuestro calendario anual: la L07 "Carche, Raspay: Sendas". Un breve sendero desciende al Collado de la Cueva del Cachorro. Sigue la pista por la zona del El Cantal que en una curva a derecha abandonamos para adentrarnos en una de las sendas míticas de la marcha "Jaime el Barbudo" que despejara a golpe de azadón el gran Pepe del Ramo hace ya veinte años. Un fantástico tramo en subida hasta doblar la loma para acabar en un pronunciado descenso, arrasado por las lluvias que han dejado las raíces de los pinos al descubierto, con un final sorpresa (máxima precaución) cuando se recupera otra vez la pista. Pista que seguiremos bajando otro kilómetro hasta salir del parque regional.

Final de la senda "Jaime el Barbudo".

Ruinas de las Casas del Cantal.
Camino de La Alberquilla:

Tómese de "camino" la cuarta acepción del diccionario de la R.A.E., dirección que ha de seguirse para llegar a un lugar, porque durante los próximos doce kilómetros escaseará la "tierra hollada por donde se transita habitualmente" . Una sucesión de carriles semiabandonados discurren dando tumbos 50 metros por debajo del Camino del Collado de las Colmenas sobre una tierra tierra arcillosa (y pegajosa si llueve).   Una exigente (pero asequible) senda en subida termina por devolvernos a la bien compactada pista para seguir remontando hasta el collado que da nombre al paraje.  Un kilómetro después se abre a nuestra derecha el Barranco del Zurridor. Un delicioso y desconocido rincón de la Sierra que recorre un  encajonado sendero hasta llegar a las inmediaciones del Cuco de la Alberquilla; una singular construcción, refugio para el tiempo de trilla junto a una era que es digno de visita, aunque se deberá dejar para algún otro día.
Llegados aquí estaremos lejos de cualquier parte, en la vertiente más desconocida y olvidada del Carche. Y para salir de este lugar habrá que pagar un caro peaje recorriendo, en un interminable subir y bajar, sendas olvidadas y caminos perdidos, cuando no labrados,  hasta encontrar una cantera abandonada de la que se sale, tobogán tras tobogán, por un durísimo y erosionado camino que nos quitará el desasosiego de no saber dónde estamos está cuando nos muestre al fondo Raspay, aunque todavía nos falte mucho para llegar allí.
Cuco de la Alberquilla.
Alrededores de Raspay:

La cuatriligüe pedanía de Yecla deja en mantillas al ex-ministro Wert y su LOMCE. Junto a las lenguas vernáculas del lugar, valenciano y español, nadie se sorprende al escuchar conversaciones en inglés o en holandés. Además, Raspay es la puerta de las Sierras del Carche y de las Pansas, lo que unido a los arroces de Arturo la convierten en el punto de partida estratégico de quien quiera conocer estos pagos.
La ruta que nos ocupa llega a Raspay no sin antes dar un gran rodeo que empieza por una de las pistas que conduce a la encrucijada de la Yedra, donde se toma la otra vía hacia Raspay que recorre ambas márgenes del barranco del mismo nombre antes de tomar el desvío a Pisana, límite entre el Carche y las Pansas, donde  acaba la peligrosa bajada y volveremos a padecer, gozosamente, claro, los devastadores efectos de las escorrentías en aquellos descuidados y empinados caminos. Pasaréis por la Casa de Pisana y os dirigiréis por la derecha a las subida de las Pansas, por la que, bajando, se llega por fin a Raspay por el camino del cementerio.

Encrucijada de la Yedra.
Faldas y alto de la Sierra de Salinas:

Enlazando ahora el recorrido de la Vuelta al Término de Yecla en BTT, se cruza la carretera de Pinoso y se va camino de la Casa del Mosén y el Aula de la Naturaleza de la Sierra de Salinas. Con sus caminos rotos entre pinos, su tramo de senda, y sus traicioneros repechos. Y como ésta es una ruta de superhombres y de supermujeres, no se pasa de largo la subida a la Sierra de Salinas.
A pocos metros del Aula de la Naturaleza se cruza la puerta que solo se cierra cuando nieva, para proteger a quienes piensan que pueden llegar con su todo terreno a cualquier sitio de su propia estupidez.
La pendiente asfaltada es dura y exigente. Y cada curva nos plantea siempre el mismo dilema: tomarla por dentro y no perder comba o dejarse llevar por fuera intentando no vaciarnos del todo todavía; la decisión más sensata si sabes lo que te espera detrás.
Tras dos kilómetros de asfalto se toma un camino a derecha que cruza el Barranco de la Magia y sigue subiendo con duras pendientes hasta un depósito de agua. Aquí empieza una senda que sube a la zona llamada "siete cotos" y que nosotros siempre hemos hecho en bajada, con lo que no puedo aventurarme a decir en cuantos tramos será necesario echar el pie a tierra.
Tras recorrer un trecho por el cordal de la sierra, con la Comunidad Valenciana a nuestra derecha y la Murciana a la izquierda, la ruta alcanza su altura máxima en esta Sierra con 1216 m.

Liebres en el geodésico de la Sierra de Salinas.
Descenso de la Sierra de Salinas:

Todo lo que sube tiene que bajar. Y si es por senda, mejor que mejor. Y a falta de buena senda, bien vale un cortafuegos. Para alcanzar la garita de vigilancia hay que recorrer el tramo que siempre hacemos en sentido inverso y que nos obliga a andar unos 400 metros. Intuyo que este cambio de orden en las cosas tampoco va a eximir a los participante de cargar la bici a la espalda. Pero el intento merecerá la pena.
El camino de bajada desde la garita de vigilancia se abandona a tramos atajando por un cortafuegos. Y al tocar de nuevo el camino asfaltado que recorre la Sierra se toma hacia la derecha para buscar otra de las sendas de clásicas del término: la de le Cortafuegos de la Sierra de Salinas. Senda muy técnica, con mucha pendiente y terreno muy suelto que, salvo con lluvias recientes, está al alcance de muy pocos.
Y así, en un santiamén, se completa un vertiginoso descenso desde que nos deja casi en el mismo punto donde empiezan las penalidades de esta sierra, para tomar rumbo a Yecla. Que ya van más de cien kilómetros y habrá que ir pensando en volver.

La vuelta a Yecla busca el portillo rocoso que cruza el Serral evitando la carretera. Ojo aquí con los escalones rocosos, que cuando las piernas van muy castigadas, nos pueden fallar sin avisar y llevarnos un buen susto. Marcos: lo que digo es cierto ¿verdad?
Si todo ha ido bien, estaremos de nuevo el en camino de Abanilla para volver a Yecla por donde mismo partimos varias (pocas, muchas o demasiadas) horas antes.
Bajada desde el alto de la Sierra de Salinas.
Incursión en el Monte de los Aljezares (el Colorao):

Llegando a Yecla, a la altura de la carretera de circunvalación, se toma un desvío a izquierda camino del Monte de los Aljezares, más conocido por el Colorao. Una formación en la que abundan esos terrenos rojizos, suaves y compactos en los que las cubiertas agarran tan bien que nos permiten subidas imposibles y bajadas de vértigo por un indescriptible laberinto de caminos y sendas. A estas alturas de la etapa, la vuelta a las subidas y a las bajadas puede ser la puntilla para quien no haya guardado unas pocas fuerzas para el final. Además hay perros sueltos; de la misma reala que los que sueltan en la marcha de Riópar. Esos que muerden a los ciclistas en el abductor o en el cuádriceps, dejándote un recuerdo que dura varios días. Por eso se recomienda en este tramo llevar un silbato para ahuyentarlos.
Diversión en Los Aljezares.
Los Castillarejos y final en el Yecla-Valora.:

La penúltima zona que ha dispuesto la organización para disfrutar es la mole rocosa de Los Castillarejos. De nuevo, y tras cruzar bajo la carretera de circunvalación, el terreno se empinará mucho. Muchísimo. Por suerte es roca y la rueda agarra. Otra cosa es que nos quede gasolina a estas alturas. Al llegar al alto del cerro tendremos frente a nosotros Yecla, y la meta a tiro de piedra. Antes habrá que jugarse el tipo por última vez bajando por la cuerda de la loma hasta la Piscina Cubierta y solo os quedará un paseo triunfal recorriendo una selección de tramos del circuito de la carrera Yecla-Valora de los dos últimos años.

Y así, supongo que cansados, llegaréis al final de esta marcha con casi ciento cuarenta kilómetros en las piernas y casi cuatro mil metros de desnivel ascendido.

*******************

Sé que estaréis ansiosos por inscribiros a esta increíble marcha. Aquí os dejo el enlace. No os quedéis sin plaza.

En este enlace os podéis inscribir en la prueba. 


Leer más...

lunes, 17 de agosto de 2015

Convocatoria de salida: Sendas por Benidorm.

El próximo viernes 21 Francisco y Martín, buenos conocedores de la zona, van a a hacer una ruta btt por Benidorm con las mejores sendas de estos lugares. La duración prevista es de unas 4 horas .

Para los que os animéis desde Yecla, o desde cualquier otro sitio,  la salida es a las 8 desde el parking contigua al Instituto de Educación Secundaria Ies Mediterrania. Se adjunta la ubicación de google maps.
 Al finalizar la ruta hay baño gratis por cortesía de Martín. La comida se puede organizar a gusto de los presentes o volver cada uno a su casa, a vuestra elección.

Por favor los que vayáis a venir decidlo, vía comentarios o por el Whatasapp del Club para ir contando con vosotros .

Comentadlo a los conocidos. LA RUTA MERECE LA PENA.

Saludos


Punto de reunión para la salida:



Leer más...

viernes, 31 de julio de 2015

Y llegó la noche más esperada..

La lluvia nos regó los caminos una horas antes, nos respetó la salida, el grupo compacto hasta el final  en que el camino Madrid removió el gallinero como de costumbre, llegamos a una buena hora al punto de avituallamiento y para culminar la noche el mago Vicente nos deleitó como nos tiene acostumbrados, ahí van algunas fotos.

Que paséis un estupendo  mes de agosto, y en Septiembre a reanudar la marcha, no entrenéis mucho...







Leer más...

miércoles, 29 de julio de 2015

MARTES DE DESPEDIDAS: SUMA Y SIGUE.


Hoy último martes del mes de julio, tocaba una de las salidas nocturnas más duras y complicadas en cuanto al recorrido. De salida la subida al cerro de La Flor, para continuar por la Casa del Alto, el Canalizo, la Anchura, y como colofón las Ramblas de Panizo, todo ello por un terreno áspero y duro, en especial las sendas y caminos que discurren por las Ramblas de Panizo (paintball), que después de las tormentas caídas a principios de mes están peligrosamente arrambladas y en grandes tramos desaparecidas.

Pero no todo iba a ser sufrir, esta noche continuando con el programa de despedida de la temporada ciclista, que estamos llevando a cabo Los Liebres en este infernal mes de julio, Manolo, por cuyo campo pasaba cerca el recorrido, ha decidido prepararnos un avituallamiento de cinco estrellas, para mitigar un poco los calores y la sequedad del polvo de los caminos y sendas, con el mérito para él que es reincidente, puesto que hace veintiocho días ya nos obsequió con otro avituallamiento en su campo. Muchísimas gracias Manolo, no te merecemos estas sedientas Liebres.


Hoy también se daba otra despedida, y es que ha sido la última salida nocturna de un martes programada por el Club, ya que la Junta Directiva decidió centrar la salida nocturna programada en los jueves, tal como se hacía antes del año 2015. Lo que nos ha dejado un poco mohínos a los que somos habituales participantes en estas nocturnas de los martes.

Suma y sigue, ya que remataremos este largo proceso de despedida de la temporada, con nuestra tradicional fiesta del mago el próximo jueves. Allí nos veremos.


Leer más...

viernes, 24 de julio de 2015

La nocturna más esperada.

Otros años, cuando asomaba agosto, Las Liebres peregrinaban al Santuario de Las Virtudes para adorar al Mago Vicente.

Este año, en la etapa NOCTURNA ESPECIAL final de curso, Las Liebres no van a Las Virtudes, pero el Mago Vicente vendrá donde estemos Las Liebres.
La etapa de este año no saldrá de nuestro término municipal. Iniciaremos la marcha por el Camino de San Isidro hacia la Maneta. Seguiremos por el camino de Las Moratillas y evitaremos la subida y posterior bajada hacia el Pulpillo desviándonos mucho antes a izquierda para cruzar la carretera de Montealegre y seguir la vuelta por el archiconocido Camino de Madrid. Atención al horario de trenes.

La ruta acaba en la terraza del Yecla Club de Tenis, donde habrá cena de bocadillo, a escote, que nadie es caro. Una vez finalizada pasaremos un buen rato amenizado con la actuación del genial Mago Vicente, de Las Virtudes, quien se desplazará a Yecla en un abrir y cerrar de ojos para deleitarnos con otra de sus memorables actuaciones.

La salida se dará el próximo JUEVES 30 DE JULIO de 2015 a las 20:45 horas. Un poco antes que de costumbre para que no se nos haga tan tarde como otras veces.

La ruta se hará a ritmo tranquilo para no llegar muy sudados a la cena, que el resto de los clientes merecen un respeto.

La cena se ha pactado por OCHO EUROS. Menú:

Aperitivo (Papas y olivas).
Bocadillo.
Bebida (cerveza, etc)
Café.

Se pagará a la llegada para mayor agilidad. Por favor, LLEVAD EL DINERO JUSTO para evitar tener que cambiar. Sé que los billetes pesan más que las monedas, pero, por una vez, tendréis que hacer un sacrificio por le Club.

Durante la actuación del Mago, habrá servicio de bar, con copas, piedras y chupitos a 3,50€, 1,50€ y  1,00€.


Las plazas son limitadas y es necesario comunicar la asistencia mediante el formulario adjunto, en el que deberemos elegir de antemano el menú. 

El MARTES 28 FINALIZA EL PLAZO DE INSCRIPCIÓN.

Por una vez, esperaremos que la última nocturna no acabe como el rosario de la aurora.

¡Hale, Liebres y simpatizantes: a inscribirse, que se acaban las sillas!




Leer más...

Final con avituallamiento

La penúltima del jueves ha sido como no podía ser de otra forma preparatoria para la nocturna mas esperada,


Leer más...

jueves, 23 de julio de 2015

YECLA - SANTA POLA

Como viene siendo ya tradición, ayer día 19 de julio realizamos nuestra ruta marathon del verano.

La ruta elegida fue la Yecla-Santa Pola, realizada ya por otros grupos de Yecla. Una ruta kilométrica, fácil,  rápida a la vez que divertida y etretenida.

Fue tal vez por ser una ruta repetida, por diferentes compromisos familiares u otras razones varias las que hicieron que la convocatoria no fuese lo multitudinaria de otras ocasiones. 17 fuimos los ciclistas que partimos. Pocos pero bien avenidos.

A las 6:25 partíamos desde el Cespín por la carretera de Villena con las primeras luces del día, rumbo al camino de la vía en lo que parecía el inicio de la vuelta al termino. Afortunadamente el desnivel que nos tocaba superar en esta ocasión era algo más liviano. Fugazmente recorrimos el camino que nos llevó hasta las cercanias de las Virtudes y de ahí a Santa Eulalia por pistas de tierra y asfaltadas. Ya en las proximidades de Sax tomamos algunos tramos de divertidas y rápidas sendas que terminaron definitivamente por romper la monotonía.


A partir de aquí unimos nuestro destino al que nos quiso confiar el cauce del rio vinalopo, el cual cruzamos en varias ocasiones como en la foto cruzando por un puente en Sax.


La alta vegetación asociada al propio río trazaba un estrecho pasillo por el que discurrimos como buenamente supimos


Casi sin darnos cuenta nos presentamos en el interior del pantano de Elda donde paramos a retratarnos dentro de este pequeño cañón natural, nada apreciable desde la tantas veces recorrida autovía Madrid - Alicante.



Alcanzamos Elda y la circundamos por su parte más occidental, siempre junto al río por medio de un bonito y extenso parque. Tras este, vuelta a la naturaleza mezclada con la industria

Los paisajes se repiten cada vez que alcanzamos las cercanías del río. Llegados a una zona algo conflictiva en cuanto al peligro de caer al río, o como poco mojarte los píes. Tomamos la decisión de tomar un pequeño bypass alternativo. Algunos si se atrevieron con el cruce.


 Por una seríe de rapidas y anchas pistas nos fuimos aproximando a Novelda. Llegados ya a las inmediaciones de esta localidad, volvemos a tomar una rápida senda muy divertida y sencilla. Casí superado el pueblo tocó reparar un pinchazo. Tras esto, avanzamos hasta la población de Monforte del Cid, en donde nos tomamos un refrigerio, ya necesario a estas horas.

A partir de aquí, el calor empezaría a hacer acto de presencia y fue apoderandose poco a poco de nuestro espacio vital y de nuestro animo. Entre viñedos de uva de mesa discurrio nuestro camino hasta el pantano de Elche, donde disfrutamos de una zona de toboganes con fuertes y cortos repechos que nos permitieron desfogarnos un poco. La frondosa vegetación, el terreno arcilloso y las caprichosas formas del terreno, nos valieron como escusa para parar ha retratarnos.



 





Alcanzada la presa del pantano, hicimos la típica visita a la misma y la típica foto caminando por las aguas.
A algunos, el vértigo no nos permitió disfrutar de las vistas.

 A partir de aquí, el terreno se vuelve más agreste. Continuamos con nuestro descenso hacia el mar y en nuestro camino se topa la ciudad de Elche, la cual atravesamos por la mitad con ayuda de nuevo de nuestro inseparable Vinalopó. Aprovechamos para recargar líquidos.

Atravesada Elche, abandonamos el curso del río y mediante la unión de diferentes carreterillas de la huerta alicantina, nos fuimos acercando a Santa Pola. El calor ya arreciaba. Llegados a las cercanías de Santa Pola, acometimos el único puerto de montaña reseñable, la subida al faro de Santa Pola, una subida tendida por pista ancha en buen estado de tierra y despues de asfalto que se convirtieron en un "hors categorie" puntuable para el premio del Jamón, agigantado este debido a las horas de camino y el calor que reinaba. Por suerte, unas bonitas vistas nos esperaban. El mar es inmenso sobre todo para unos tíos de secano como nosotros, y contemplarlo desde una atalaya es siempre muy gratificante.



Finalizamos la ruta con unas sendas conocidas por algunos veraneantes de la zona que tuvieron a bien de mostrarnos. Ya en el restaurante nos esperaban unos cuantos litros.. de agua (piscina) que a esta hora era lo que más nos apetecía. Nuestras familias lo pasaron en grande y disfrutaron el día tanto como nosotros. Gracias al Club BTT las liebres por facilitar el bus para que las familias pudiesen acompañarnos y disfrutar también de un día de asueto con playa y piscina. El arroz muy bueno.

En general fue otro pequeño gran día de convivencia, pedaleo, amistad y superación de límites personales.

El año que viene más y mejor.

Gracias a Andrés por las fotos de todo el camino!!!!




Leer más...

miércoles, 22 de julio de 2015

Tragando polvo

Un buen grupo nos hemos dado cita esta noche para hacer la nocturna del martes. Como últimamente, empezamos sin necesidad de encender las luces. Sabemos que los caminos está verdaderamente secos, pero es cuando las encendemos cuando todavía se aprecia más la cantidad de polvo que vamos levantando. Como esto siga así vamos a necesitar antinieblas.
 
 
 
Salvo un pinchazo por la zona de las Atalayas, la ruta no ha tenido nada más a destacar. Parada de rigor en Los Chispos (foto) y con un ritmo vivo continuamos por las Gateras, Factor y al pueblo.
Leer más...