miércoles, 25 de mayo de 2016

Estrellas en la noche.

Exactamente cuatro. Por la Boca del Cántaro se llega a La Famosa. Y de allí a los Altos de Caudete por la ruta clásica; un camino empinado de firme cambiante al capricho de los agentes atmosféricos y de los agentes rurales del ayuntamiento de Caudete, que los años pares lo arreglan y los impares dejan el agua correr.
Y corriendo, esquivando piedras, conejos y obstáculos, hemos repasado lo esencial de la Hoya de la Mansorrilla para bajar al pueblo en un santiamén y recogernos a nuestras madrigueras.

Leer más...

lunes, 23 de mayo de 2016

V VUELTA AL TÉRMINO DE YECLA EN BTT.

Ya está aquí, de nuevo la "VUELTA AL TÉRMINO MUNICIPAL DE YECLA EN BTT". 
Celebramos ya la quinta edición.



La salida general será a las 6:00 h desde el Cespín.

Características: (Muy importante leer con atención, entender y aceptar)

1.- El Club BTT Las Liebres Yecla coordina la V Vuelta al Término Municipal de Yecla en BTT. La ruta se desarrolla por caminos, senderos y carreteras abiertas al tráfico, y por ello cada participante debe respetar el código de circulación y será responsable en su caso del NO CUMPLIMIENTO de dicho código.

2.- La Vuelta al Término es una ruta-marathón BTT NO COMPETITIVA, de 153 km de recorrido y unos 2.250 m de desnivel acumulado. No hay cronómetro, dorsal ni clasificación. Es un reto personal y el único objetivo es la satisfacción personal de finalizarla.

3.- La participación es libre y está abierta a todo el mundo (socio o no socio del club), aunque resulta obligatorio apuntarse en grupos de al menos 2 participantes (hasta un máximo de 49) que deberán contar al menos con un GPS, llevarán su propio ritmo y serán autosuficientes durante todo el recorrido, obligándose a prestarse apoyo mutuo en caso de problemas mecánicos o físicos.

Si, en algún punto, alguien considera que no se encuentra en condiciones de terminar, deberá abandonar la ruta anticipándose a un desfallecimiento total. No hay coche escoba. Abandonar o continuar por sus propios medios, será decisión y responsabilidad de cada grupo de participantes.

4.- Para todos los participantes es obligatorio, por sentido común, el uso del casco. Como no se puede garantizar la disposición de agua en los puntos intermedios de recorrido, se recomienda el uso de  mochila " CamelBak " o en su defecto 3 litros de agua


Por su larga duración NO ES una ruta ADECUADA para menores de edad. Únicamente podrán participar acompañados o bajo la tutela directa y responsabilidad de sus padres.

5.- El recorrido NO está señalizado y SÍ está abierto al tráfico. Cada participante y grupo será responsable de su propia seguridad y orientación mediante el uso del GPS. El club BTT Las libres declina toda responsabilidad al respecto.

6.- El CLUB gestionará la adquisición, el transporte y suministro de comida y bebida en tres puntos del recorrido. Para ello, cada participante aportará la cantidad de 10 euros para la compra común. Este importe deberá ingresarse en la cuenta del club

CCC: 0487 0092 6890 0700 3070 
IBAN: ES13 0487 0092 6890 0700 3070 
con fecha límite MIÉRCOLES 1 de junio (improrrogable por cuestiones logísticas) 
(Si no se ha recibido el ingreso en dicha fecha quedará anulada la participación).

7.- Los avituallamientos están previstos en tres puntos:

I) Camino desde Los Hitos al Monte Arabí bajo la sombra de unos chaparros , km 50,5 de la ruta. Entre las 8:45 h y las 11:00 h.
Almuerzo con bocadillo, fruta y bebida. Líquidos para reponer las mochilas.

II) Casa de Palao. Km 95 de la ruta. Entre las 12:00 h y las 14:30 h.
Tentempié con fruta pastelitos y bebida. Líquidos para reponer las mochilas.

III) Raspay. En la plaza de la Iglesia. Km 113 de la ruta. Entre las 13:00 h y las 16:30 h.
Comida con ensalada de pasta, fruta y bebida. Líquidos para reponer mochilas en la fuente de la plaza.

Los participantes y grupos deberán ajustar su ritmo a estos horarios. Fuera de los mismos no se garantiza la disponibilidad. Si tu intención es hacer un buen tiempo, muy por encima de la media, deberías plantearte retrasar tu hora de salida para que cuando llegues a los avituallamientos no te los encuentres cerrados.

Los participantes deberán colaborar con el personal de los avituallamientos depositando la basura personal generada en las bolsas existentes al efecto en cada caso. Recordad que los voluntarios, son voluntarios, no camareros. 

8.- El lugar de salida será el Cespín. En función de las necesidades el Club podrá determinar algún otro punto de salida que se comunicará a los interesados en su momento. Salida puntual.

9.- La comunicación del ingreso de la participación se remitirá al correo electrónico del club (clubbttlasliebresyecla@gmail.com). La inscripción se efectuará mediante el formulario anexo al final de este post (uno por cada componente del grupo). Por cuestiones logísticas, el club BTT Las Liebres podrá asignar los grupos a un punto de salida distinto.

10.- Se va a realizar, únicamente por encargo de aquellos interesados, un maillot conmemorativo de la V Edición de esta Vuelta al Término. Si se desea maillot deberá indicarse (junto con la talla) en el momento de la comunicación de la participación. El precio del mismo será de 24 euros (cuyo importe deberá ingresarse junto con la inscripción) y se entregará aproximadamente 5-6 semanas después de la finalización de la ruta.

11.- Los participantes se comprometen a NO DEJAR NINGÚN TIPO DE RESIDUO ni a lo largo del recorrido ni en los puntos de avituallamiento, así como a tratar con el debido respeto tanto al resto de participantes como a los colaboradores y vecinos de los lugares transitados.

Para la práctica de cualquier deporte, y del ciclismo en particular, es MUY RECOMENDABLE disponer de un seguro personal de accidentes y/o responsabilidad. Existen compañías que ofertan pólizas específicas para este tipo de actividad. 

A entrenar y a revisar vuestras bicis. De la forma física y el estado de nuestra bicicleta depende que finalicemos con dignidad la ruta.


DESCARGA DEL TRACK:

Plazas limitadas. Reserva tu participación con antelación con el Formulario de Inscripción

Formulario de inscripción

Maillot

Leer más...

sábado, 21 de mayo de 2016

Por el mal camino...

Hoy es el día en el que se nos echó el calor encima; tiempo de salir en bici con menos ropa y con más agua. Por aquí las cosas del tiempo pasan así: de un día para otro.
De corto y embadurnados de crema solar, quince Liebres partíamos desde Los Leones en dirección al Calderoncillo. A este paraje, en los confines de Jumilla y casi metido en Fuente Álamo, se puede llegar por varias vías: por Las Gateras y la Casa Serrano, con su molineta, por las Espernalas y los Cerrillares, o por la Casa Marta y las Leoncias. Ésta última es nuestra favorita. Ahora sabrás porqué.
La Maneta, la Vereda y las Moratillas son el prólogo de esta ruta que antes de llegar al Pulpillo abandona el camino por la izquierda para bajar, cruzar la Cañada y tomar dirección a la casa de Don Lucio esquivando los repechos del Collado de las Moratillas y el asfaltado Camino de Madrid.

Las lomas entre la Casa Marta y la Hoya Muñoz son un trecho agradable de recorrer con el frescor de la mañana. Enseguida se llega al Cuadrado y se cruza la carretera de Fuente Álamo. Y un poco más adelante, si se hiciese una encuesta, la mayoría no sabría decir dónde está.
Dejamos el camino por la derecha atajando hacia la casa de las Leoncias, a las que no llegamos porque sale a nuestro encuentro lo que posiblemente sea el camino más cojonudamente malo de los contornos: la vereda que va al Calderoncillo, por la que sólo transitamos cabras, ovejas y Liebres. A una corta subida, por un terreno muy abrupto en el que no falta algún que otro escalón, sigue una bajada, suave por la pendiente pero casi intransitable por el mar de piedras que el ganado remueve en su ir y venir. El sitio prefecto para poner a prueba las llantas, los amortiguadores y los empastes.
Almuerzo donde siempre y otra vez nos tiramos al monte. Ahora por viejos caminos y sendas que nadie ha vuelto a arreglar desde que la pana dejó de hacerse con fibras de esparto y los atochares dejaron de ser un valioso recurso económico local.
Camino de los Gavilanes, disfrutamos de un recorrido laberíntico que resultaría imposible de seguir sin GPS, virtual hilo de Ariadna que nos descubre lugares insospechados.

En la Casa de la Beata el personal recupera el sentido de la orientación y seguimos otro camino perdido entre el esparto al que apenas delatan las huellas de las llantas de los carros en la roca caliza.
Los "malos caminos" quedan atrás. Hemos vuelto a la jurisdicción del Chuti y su trajilla municipal. Así que vamos en busca de las sendas.

Terminando la conocida como "de la Beata"  coincidimos con el numeroso y colorido grupo de Las Monsters'bike. Hay que ver la incansable actividad de estas valientes que no paran.
Superamos la tentación de tomar la vía directa y subimos y bajamos Los Gavilanes por donde siempre. En dos semanas repetiremos ese trayecto en el km 70 de nuestra Vuelta al Término.
La Rambla de la Capellanía es el siguiente tramo singular, con una primera parte muy muy técnica y una segunda dominada por la grava que todos menos uno se saltaron en un despiste general. 
Termina la mañana por la Umbría del Factor. Senda dura y técnica que precisa buena forma "cífica" para poderla disfrutar.
Las fotos facilitadas por nuestro reportero gráfico,  Patro y su fotopalo, delatan nuestro final. También para las chicas.
La semana que viene, más y mejores malos caminos. 

Leer más...

viernes, 20 de mayo de 2016

Nocturna de jueves.

Llegamos al tiempo en que la noche se acorta. También hemos tenido la ruta menos larga y el grupo reducido al mínimo para llevar las andas del santo. Pero nada de eso nos ha impedido disfrutar de una magnífica noche echando el resto bajo una brillante luna por parajes y cuestas tan conocidos como olvidados. Hacía años que no subíamos del Calderón a los Picarios por el camino. Pero no somos los únicos que lo tenemos olvidados. El arreglacaminos municipal tampoco se acuerda de pasar.

Leer más...

miércoles, 18 de mayo de 2016

Ampliando horizontes.

Hoy ha sido el estreno de la temporada de nocturnas de los martes, de cara a la Vuelta al Término. Ruta inédita, suma de tramos archiconocidos (la Flor, los Bujes, la Umbría del Factor) con otros menos frecuentados (Calderón, Rotonda, antes curva, del Pino). ¿Alguien identifica el lugar de la foto?

Leer más...

martes, 17 de mayo de 2016

IBIZA EN MTB

Hacía ya varios años que quería recorrer Ibiza en bicicleta de montaña. En concreto, desde que leí y vi las fotografías de un reportaje de con un par de ruedas y quedé completamente fascinado con el mismo. Y es que, las islas, nuestras islas, tienen un encanto especial para recorrerlas en bicicleta como ya pude comprobar anteriormente en la Vuelta a Lanzarote y Camí de Cavalls de Menorca.
No habiendo podido convencer a ninguna liebre-acompañante para participar en las últimas ediciones oficiales de la Vuelta a Ibiza, he vuelto a repetir, al igual que en la Vuelta a Menorca, Pedals de los Ports y Espubike, con miembros de La Peña Ciclista Los Chambis de Puerto de Sagunto (uno de ellos yeclano ausente), aprovechando la larga amistad y las afinidades turístico-beteteras que nos unen. 
El recorrido realizado rodea la isla, en el sentido de las agujas del reloj, con una distancia total de 186 km y unos 3.500-3.600 m de desnivel positivo acumulado (track aquí) e incluye algunos tramos o atajos por el interior siguiendo, en su mayor parte, el track de conunparderuedas y el trazado de la segunda etapa de la Vuelta a Ibiza de 2016.  La ruta la hemos dividido en tres etapas (2 jornadas y media): Ibiza-San Antonio, San Antonio-Santa Eulalia y Santa Eulalia-Ibiza. La logística de los alojamientos y el transporte de equipaje lo hemos dejado en manos de Tracks de Ibiza, quienes gustosamente te facilitan su propio recorrido o te proponen otros itinerarios en función del nivel o gusto de los bikers y del tiempo disponible. Así de fácil es ir a ibiza en MTB, solo tienes que pedalear.

-Etapa 1: Ibiza-San Antonio. 76 km. 1.100 m de desnivel acumulado.

Desde el puerto de Ibiza, cruzamos la ciudad y nos dirigimos hacia la urbanizada playa D´En Bossa. Una vez atravesada esta última, visitamos una torre vigía (Torre de la Sal Rossa) y nos metemos en el parque natural de Ses Salines.
Un corto tramo de carretera nos acerca a la playa de Ses Salines, desde la que tomamos un sendero arenoso que nos conduce a la torre de Ses Portes y después de unos entretenidos caminos y senderos al cordón de piedras de Ses Salines o Es Codolar (incómodo y largo tramo de ciclabilidad reducida que hacemos hasta pasar las instalaciones del aeropuerto).
Visitamos algunas calas y recorremos parte del litoral por senderos, caminos y carreteras secundarias. 
Pedaleamos y porteamos las bicis por algunos cortos tramos de sendero, salimos a una carretera y comienza a llover poco antes de llegar a un impresionante acantilado con privilegiadas vistas de Es Vedrà, la isla mágica, posiblemente una de las vistas más espectaculares de toda la isla.
Tramo que conviene hacer sin prisas, de forma pausada, disfrutando del momento y parando a hacer fotografías.
Llegamos por carretera hasta cala D´Hort, tomamos un refresco y continuamos hacia cala Tarida, en donde paramos a comer.
Tras salir de cala Colodar por un empinado tramo de escaleras nos encaramamos nuevamente sobre los acantilados y nos sorprende el arco de roca natural de Figuera Borda.
Seguimos por un precioso tramo costero que se prolonga, por entretenidos caminos y senderos, hasta cala Comte y cala Bassa. Una verdadera delicia pedalear junto a estas calas y acantilados, rodeados de aguas turquesas, ajenos al tiempo y sin ninguna prisa por finalizar la etapa.
Seguimos combinando caminos, pistas asfaltadas y senderos, en una soleada y luminosa tarde primaveral mediterránea, junto a playas y chiringuitos amenizados con chill out y reggae hasta que llegamos a San Antonio.
Una jornada excelente y un día irrepetible de mountain bike con bellos paisajes e imágenes que han quedado grabadas en nuestra retina. Uno de esos días y recorridos que crean afición y que perduran por siempre en la memoria.

-Observaciones: Tiempo en movimiento 5:40 h. Dificultad física y técnica moderada. Largo e incómodo tramo de porteo, de unos 2 km de longitud (ciclabilidad del 50 %), en el cordón de piedras de Ses Salines (Es Codolar) que puede evitarse fácilmente, con algunos kilómetros adicionales, si rodeamos las salinas.

-Etapa 2: San Antonio-Santa Eulalia. 70 km. 1.900 m de desnivel acumulado.

Esta segunda jornada, solamente por el desnivel acumulado que teníamos por delante, ya preveíamos que iba a ser larga y dura, pero es que, además, y dada la ausencia de grandes relieves montañosos, es un recorrido en continuo sube y baja, totalmente rompe-piernas. No en vano, coincide en gran parte con el itinerario de la segunda y etapa reina de la Vuelta a Ibiza 2016.
Salimos de San Antonio combinando caminos de tierra y pistas asfaltadas hasta que llegamos al final de una urbanización. Desde aquí nos toca descender, a pie, por unas empinadas escaleras hasta Cala Salada. 
Dejamos la costa y tomamos una pista que se interna por el bosque, para poco después descender a una zona deprimida ocupada por cultivos y salpicada, aquí y allá, por singulares olivos, algarrobos e higueras. Unos kilómetros más tarde llegamos a Santa Agnés.
Ascendemos a Sa Serra por caminos rotos y pedregosos y ocasionales senderos, donde nos encontramos con algunos cortos, exigentes e imposibles senderos de ascenso, a los que siguen divertidos descensos e incluso tramos obligados a pie.
Continuamos pedaleando junto a abruptos acantilados rocosos.
Seguimos avanzando por la costa septentrional, la más montañosa y menos urbanizada de la isla.
Llegamos a Illa Blanca y continuamos por un sendero hasta las proximidades de la punta de S´Águila, contemplando algunas viviendas y complejos turísticos literalmente colgados sobre el Mediterráneo. Desde Na Xamena, seguimos por carretera hasta las proximidades del Port de San Miquel, cruzamos la carretera principal y nos sorprende un empinado y exigente sendero de ascenso al que le sigue, poco después, un técnico, peligroso y erosionado sendero de descenso cuyo tramo de mayor pendiente nos vemos obligados de hacer a pie.
Son las horas centrales del día y entramos en una zona devastada por el fuego en el año 2010 y completamente desprovista de vegetación, junto a cala Benirrás, en contraste con los frondosos bosques por los que hemos pasado esta mañana y que ocupan la zona norte de la isla. Una verdadera lástima y un desastre natural, fruto de una imprudencia humana, cuyos dañinos efectos tardarán decenas de años en recuperarse.
Descartamos comer en el chiringuito de Cala Xarraca y continuamos por carretera hasta Portinax donde reponemos fuerzas y nos aprovisionamos de agua. Retrocedemos parte del camino, dejamos definitivamente la costa y nos adentramos hacia el interior unos cuantos kilómetros por una pista asfaltada, en continuo ascenso, la cual abandonamos poco antes de llegar a San Joan de Labritja.
Seguimos ascendiendo por caminos y pistas forestales de Serra Grossa, terminamos de ganar altura, las máximas de todo el recorrido (370 m.s.n.m), y, después de un falso llano, comenzamos a descender. Un poco más adelante el camino empeora, presentando fuertes regueros y surcos de erosión, obligándonos inicialmente a extremar las precauciones y posteriormente a descender a pie un tramo de unos 200-300 m.
A continuación pedaleamos por una tranquila zona agrícola, en las proximidades de San Carlos, y continuamos por cómodos caminos hasta salir a una carretera; unos kilómetros más tarde llegamos a Santa Eulalia, después de una larga y dura etapa en la que hemos transitado, a diferencia de la jornada anterior, por lugares más apartados, más montañosos y más tranquilos de la costa norte y del interior de la isla.

-Observaciones: Tiempo en movimiento 6:40 h. Dificultad física y técnica alta. Cortos tramos de porteo en ascenso y senderos muy técnicos de descenso.

-Etapa 3: Santa Eulalia-Ibiza. 40 km. 550 m de desnivel acumulado.

Hoy nos espera una jornada tranquila, más bien media jornada, condicionada por el horario del ferry, por lo que no nos libramos de madrugar y a las 7:30 h ya estamos pedaleando por cómodos caminos y carreteras locales, entre tranquilas zonas agrícolas, que nos llevan hasta Santa Gertrudis.
Cruzamos la autovía de Ibiza a San Antonio por un paso peatonal y poco después, a la altura de San Rafael (Serreta de Can Palau), atravesamos unas zonas boscosas, ascendemos un exigente sendero y disfrutamos de un divertido y rápido sendero de descenso, el último de nuestro periplo ibicenco. 
Solo nos queda continuar por caminos rurales mientras vamos avanzando kilómetros y consumiendo el tiempo que nos resta de disfrutar de esta isla y de nuestra corta escapada de turismo-btt.
A las once de la mañana llegamos a Ibiza y todavía nos queda tiempo para subir al casco histórico (Dalt Vila) y visitar, en bici, sus retorcidas calles, sus antiguas murallas y sus bucólicas plazas y rincones para poner el broche final a estos espléndidos e inolvidables días en la isla, antes de que salga el ferry rumbo a la península y a nuestras rutinas y preocupaciones cotidianas.
-Observaciones: Tiempo en movimiento 3:30 h. Dificultad física y técnica moderada. Puede combinarse con la visita al caso histórico de Ibiza o Dalt Vila. 

Track completo del recorrido (3 etapas): Aquí.

En resumen, el recorrido discurre principalmente por carreteras secundarias, pistas, carriles y senderos entre zonas agrícolas y bosques, así como junto a playas y acantilados rocosos con raciones diarias de entretenidos y técnicos senderos y cortos tramos obligados de porteo. Especial mención merecen los senderos y caminos del parque natural de Ses Salines, las impresionantes vistas de los acantilados frente al islote de Es Vedrà y el tramo costero entre cala Tarida, cala Comte y cala Bassa, sin olvidar los abruptos acantilados de la costa norte, así como las casas de payès, los olivos, las higueras y los algarrobos centenarios que salpican las tranquilas zonas agrícolas de los alrededores de Santa Agnés, San Carlos, Santa Gertrudis y San Rafael, aparentemente tan lejos (en el tiempo) y tan cerca (en la distancia) de la turística y urbanizada costa.
Ibiza, una isla llena de contrastes, ideal para la práctica del MTB, en la que puedes recorrer, sin prisas, ajenos al reloj y alejados de masificadas playas y ajetreados complejos turísticos, preciosos, solitarios y mágicos rincones al tiempo que pedaleas, contemplas y disfrutas, en toda su intensidad, de la luz, la luminosidad y los colores del Mediterráneo. En definitiva, turismo BTT en estado puro. 
Dejamos atrás Ibiza, dejando pendiente, para otra ocasión y como excusa para volver, tracks de Formentera, otro paraíso natural pendiente por descubrir.
Leer más...

domingo, 15 de mayo de 2016

SAN ISIDRO LABRADOR PÁJARO QUE NUNCA ANIDA…

Al contrario que la voluble climatología en época de San Isidro, en el Club Las Liebres mantenemos nuestras costumbres y tradiciones año tras año, y el sábado del desfile de las carrozas, realizamos nuestra ya clásica ruta al Monte Arabí.

Partimos por el camino del Lentiscar hacia las Atalayas, monte que faldeamos casi en la mitad de su perímetro, y desde aquí nos dirigimos a la Casa de Don Lucio y Casa Marta, para pedaleando por caminos maravillosamente malos y rotos, adentrarnos en la Rambla del Morteruelo, que hacemos en sentido ascendente, siendo igualmente de fácil y bonita que bajarla, aunque un poco más exigente.

Fotos cortesía de Patro (Selfie men)
Al salir de la rambla, ya en el Monte Arabí, hicimos una breve parada para avituallarnos, y terminado éste, seguimos con un doblemente gratificante recorrido ecológico-cultural por este mágico monte, recientemente declarado Monumento Natural. Esperemos que esta declaración no sirva de excusa para hurtar a los ciudadanos, que lo visitan de manera respetuosa y responsable, el acceso y disfrute de este singular espacio.


Salimos del Arabí por el camino de la Buitrera, hacia la Casa del Requeté, buscando las ramblas de Las Atalayas y del Agua Salada, que negociamos con gran rapidez, debido al buen estado de su firme, ya que las últimas lluvias han compactado sus habituales arenas.


Llegados al Pulpillo, al tomar el Camino de las Moratillas, en lo alto de la primera loma, vimos dos majestuosas águilas que nos sobrevolaban. Y no sé si fue esto lo que provocó la estampida de Los Liebres, que se lanzaron a toda velocidad por el camino, mientras las águilas nos observaban indiferentes y altaneras, como pensando: corred, corred, que si no fuera por vuestro tamaño, por velocidad no os escaparíais de nuestras garras.


Con viento de cola, el Camino de las Moratillas lo devoramos rápidamente, para hacer la entrada al pueblo, como no podía ser de otra forma en tan señalado día, por el Camino de San Isidro. Santo al que homenajeamos al terminar la ruta, tomándonos unos modestos frutos del campo y unas refrescantes cervezas.

Leer más...