martes, 18 de septiembre de 2012

SENDAS VILLARTA-VILLALPARDO Y RÍO CABRIEL

El pasado sábado (15/09/12) nueve liebres comenzábamos a pedalear (9:05 h) desde Villarta (Cuenca),  entre campos de vid y almendro, por diversos caminos, en estas fechas polvorientos, de la llanura manchega. Todavía llevamos unos pocos kilómetros y algunas  impacientes liebres ya comienzan a preguntar donde están las montañas y los senderos (y es que, estas liebres ... son como niños).

Descartamos un sendero próximo a Villalpardo, por una rambla, muy cerrado por la vegetación y continuamos hacia el norte hasta que, después de 9,6 kilómetros, nos desviamos por un sendero paralelo a la Rambla de San Pedro. Sendero rápido, divertido, transitado y de considerable longitud (unos 9,0 km) que discurre por el lecho y márgenes de la rambla.
Fantástico sendero, que a ratos nos recuerda el del barranco del Agua, y que hace las delicias de la manada de liebres.
Llegamos a la Rambla de la Consolación. Algunos remontes por pistas, más senderos, algún tramo técnico, un pinchazo y a las 2:25 horas del inicio (28,8 km) alcanzamos el curso del río Cabriel, junto al puente romano de Vadocañas.
Almorzamos junto a la Venta de Vadocañas y reponemos agua en un manantial, al borde del camino, por indicación de dos jinetes de la zona, momento que una liebre, ávida de nuevas experiencias, aprovecha para cambiar de montura.
Tomamos un bucólico sendero (GR) junto al río Cabriel, por un frondoso pasillo de vegetación ribereña, en el que, como viene ya siendo habitual, Paco rompe su pedal XTR revisado en taller el día anterior (a partir de ahora, tendrá que apañárselas e ir haciendo equilibrio/presión con su pie pie/pedal izquierdo para evitar que se salga del eje).
Cortos tramos a pie, una pista paralela al río, una subida y otro sendero de descenso, con algunos tramos técnicos, que nos conduce a una pista junto a las inmediaciones de Los Cárceles. Remontamos altura, desde el curso del río hacia la meseta, por una larga, aunque suave pista, que, junto al calor reinante, va poniendo a cada liebre en su lugar. Reagrupamiento, más pistas y otro largo y fantástico descenso, entre pinos, paralelo a la rambla de la Huerta de los Noguerones.
Volvemos a ganar altura por pista y, después de unos cuantos kilómetros, nos desviamos por otro largo (3,0 km) tramo de sendero junto a la rambla de Mortanchinos.
Aprieta el calor, las horas pasan y el cuentakilómetros parece no querer avanzar. Una pista y un divertido sendero de descenso en zig-zag que nos conduce a otra pista de la que nos desviamos, como remate al atracón de senderos de la ruta, por otra senda paralela a la rambla de Villarta que, en este caso y a diferencia de los anteriores senderos, es en ascenso y con un firme a tramos pedregoso e irregular y algo cerrado por la vegetación. A estas alturas, algunas liebres, además de tocadas físicamente, ya han agotado sus provisiones de agua y comida.

Llegamos al PR-cu-59 (sendero del Molinillo) y, en vez de continuar por la rambla como era nuestra intención, optamos, para evitar sorpresas y retrasos, seguir una pista, primero en pronunciado ascenso, y poco después, en llaneo o pendiente suave que nos conduce, en un goteo de liebres, nuevamente a Villarta (15:10 h), donde aprovechamos para hidratarnos, remojarnos e incluso ducharnos en una fuente pública próxima al lugar donde habíamos dejado los vehículos.
Cervezas frías y comida en un restaurante de la población y posterior regreso a Yecla (18:45 h), donde todavía algunas liebres tendrán que cumplir, esta tarde/noche, con sus obligaciones familiares de Feria.
Excelente y divertida ruta en un entorno de pinos, ramblas, ríos y vegetación ribereña que nos ha permitido disfrutar una mañana (o casi un día) de largos y rápidos senderos de descenso (más de 25 km), pedaleando y compartiendo risas y experiencias con, en este caso, un numeroso grupo de liebres.

Para la próxima salida (combinado de senderos de Bocairent), y para tranquilidad de liebres y familias, con total seguridad, volveremos a comer a casa.
Track:
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=3365136
Confeccionado por Juan Ramón y Andrés. Combinación de:
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=2997017
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=2452303
Gracias especiales a Alex (50 km blogspot) por habernos recomendado la ruta y haber colgado el track.

Datos prácticos:
Distancia: 65,3 km
Desnivel acumulado: 1.070 m
Tiempo en movimiento: 4:45 h                           Tiempo total: 6:05 h
Dificultad física (Media-Alta) y Técnica (Media)
Observaciones: Más de 25 km de senderos, en su mayoría de descenso. Ciclabilidad: 99,5 %.

7 comentarios :

Chir-liebre dijo...

Puedo decir que este año me han feriado mejor que ningún otro. Para quienes nos movemos habitualmente por secanos polvorientos, pedalear acompañando el discurrir del río Cabriel ha sido una experiencia inolvidable. Un atracón de sendas memorable (a mi me salen 29 km) cuya dificultad física está en la fuerza que exigen muchos tramos para superarlos sin echar pie a tierra y el la acumulación de las mayores subidas en la parte final del recorrido.
La jornada fue magnífica en todo: recorrido, paisaje y compañía. De las que te dejan buen sabor de boca y dolor de piernas.
Gracias a todos.

Anónimo dijo...

Fantastica ruta, mereció la pena a pesar de hacer bastantes kms en coche, como se puede comprobar en la foto la montura no era de mi talla (me falta un palmo para llegar al estribo jej) y tuve que continuar en btt.
Coincidiendo con Juan Ramón, buen sabor de boca en todos los sentidos.
Fdo: Chinchilla

Raul dijo...

Felicitaciones para Andrés y juanra por la iniciativa y elección de la ruta gracias a 50km.
Decir que fue todo bien ,un poco de calor que propició que asomara un poco el tío del mazo, buena compañía y qué buenas charlas y ratos se pasan, un placer y nos vemos en la próxima.

JOSE PASCUAL dijo...

FENOMENAL RUTA!!!para repetirla,espero q pronto!! enhorabuena ANDRES Y JUANRAMON por estas rutas q nos haceis disfrutar...

Juanmi dijo...

Grandísma ruta, de las mejore que he hecho, los senderos eran interminables, hasta el punto de que a veces teníamos la sensación de estar dando vueltas al mismo sitio. Los parajes preciosos. Los yeclanos de secano nos quedamos maravillados con el río Cabriel y los paisajes en general. Lo peor sin lugar a dudas la kilometrada que nos metimos en el coche tanto de ida como de vuelta. Sin lugar a dudas una ruta muy muy recomendable.

Anónimo dijo...

Como ya todos habéis dicho, una pasada de ruta, de nuevo agradecer a los artífices de la ruta el trabajo de prepararla, deseando que llegue la próxima y me pueda ir claro.


Gustavo.

Liebre Valiente dijo...

Bueno yo aquí leyendo la crónica y cayéndome la baba,a ver si para la próxima estoy listo y puedo compartir estas gratas experiencias.
Magnifica crónica como siempre.