domingo, 7 de octubre de 2012

YECLA-BTT PINOSO (2011/2012)

Todavía de noche (7:35 h), y bajo una densa niebla, 11 ciclistas comenzamos a pedalear, en dirección Pinoso, por el Hondo del Campo y el Camino de Abanilla. Cruzamos el collado de El Serral y continuamos por diversos caminos próximos a la falda de la Sierra Salinas, con un corto tramo de senda y algunos fuertes repechos incluidos.
A un ritmo ágil, aunque con pequeños despistes, fácilmente solucionados por las nuevas tecnologías,  llegamos a las estribaciones del Cabezo de la Sal (aunque por la niebla no hemos llegado a ver Pinoso) y nos unimos al recorrido (combinado) de las Marchas BTT de Pinoso 2011 y 2012. Reponemos fuerzas y comenzamos a ascender unos fuertes repechos, por sendas, que nos conducen a un camino y, poco después, a una divertida senda de descenso.
 Continuamos por esta senda, junto a un barranco, por la falda este del Cabezo de la Sal.
Pedaleamos por unos caminos, en las inmediaciones de Las Encebras, y comenzamos el ascenso de la pista (asfaltada) a Tres Fuentes que, a poco, abandonamos para superar, por una pedregosa pista de tierra, fuertes repechos hasta llegar a las zonas elevadas de la Serra de la Taja. Otros caminos y un corto tramo de senda nos conducen al aula de la naturaleza Monte Coto, donde comemos algo y  rellenamos nuestros camelbak.
Continuamos por agradables pistas de las sierras de La Taja y El Coto (habrá que plantearse hacer alguna salida, con vehículos, centrada en esta zona), no exentos de algunos fuertes repechos (tónica general de esta parte media del recorrido), hasta llegar a una pista asfaltada, junto a una zona completamente devastada por una enorme cantera o canteras. 
Descendemos por un rápido y pedregoso camino de tierra (esto es un continuo sube/baja) y nos desviamos por un largo y divertido tramo de sendero por el lecho de la rambla de Tres Fons o de la Quitranera. El sendero se acaba y continuamos el descenso por caminos y con las vistas puestas en el siguiente "muro" de la jornada, El Cabezo de la Sal, que anteriormente nos habíamos limitado a bordear.
Afrontamos la más dura (y larga) ascensión de la ruta, inicialmente por caminos rotos y posteriormente por senderos en exigente ascenso, que nos conduce a las proximidades de la cumbre del Cabezo. 
En este tramo, con continuos reagrupamientos, ya hemos podido comprobar como los kilómetros y el desnivel acumulado hasta este momento no han afectado por igual a todas las liebres y, aunque no hayamos sido del todo conscientes, es donde el Tío de Mazo ha hecho, por sorpresa, realmente su aparición.
Iniciamos el descenso por un camino del que nos desviamos por la auténtica recompensa de la ruta, un largo, sencillo, divertido y fantástico sendero de descenso, por la ladera oeste del Cabezo, que nos conduce a las inmediaciones de El Rodriguillo.
Reponemos agua en una fuente pública en Pinoso, tomamos el último bocado y nos dirigimos hacia Raspay. Estas pistas, en continuo aunque moderado ascenso, van castigando y disgregando al pelotón de liebres.
En Raspay, dos liebres, con compromisos laborales y familiares, continúan a su ritmo y el resto, en dos grupos, seguimos hacia Yecla por la Hoya del Mollidal, enlazando con el recorrido de ida en el collado del Serral y camino de Abanilla, no sin antes despedirnos de otras dos liebres que han optado, ante los duraderos efectos del Tío del Mazo, por continuar por la carretera de Pinoso (esperemos que hayan llegado enteros). 
A las 14:25 h, cumpliendo el horario previsto, llegamos a Yecla, con los cuerpos y piernas castigados, aunque con amplias caras de satisfacción por el esfuerzo realizado y los parajes o sendas conocidas. Eso si, con mucha sed, tanta sed, que, pese al RMR, no hemos podido rechazar la invitación de Juan Ramón a una cervezas que, como no, nos han sabido a gloría.
Un pedazo ruta, en distancia y alta exigencia física en su tramo coincidente con el recorrido de las marchas btt de Pinoso, incluyendo tres divertidos tramos de senderos, que, al igual que el resto de salidas de larga distancia, no es, precisamente, para hacer a diario. Ahora, a esperar la inminente paliza de Riópar y el siempre exigente y excelente recorrido de la próxima salida de larga distancia (Garganchines-BTT Almansa 2012). A ver si, para entonces, conseguimos esquivar al Tío del Mazo y se cobra menos víctimas que en la presente.
Esperemos que Manuel, nueva incorporación al pelotón, no se haya hartado de pedalear por el Altiplano y nos acompañe en próximas salidas.
Track:
Datos prácticos:
Distancia: 93,0 km
Desnivel acumulado: 1.550 m           Altura máxima: 873 m
Tiempo (mov): 05:40 h                      Tiempo (total): 7:20 h (cervezas incluidas)
Velocidad media (mov): 16,5 Km/h
Dificultad física (Alta) y Técnica (Media). Ciclabilidad 99,9 %.
IBP: 142

6 comentarios :

FRAN dijo...

Rutón, muy variado y completo. Aunque a Andrés le faltaran algunos kilómetros más... siempre insaciable.

Chir-liebre dijo...

Una jornada intensa desde el principio al final. Y las cervezas más merecidas que nunca.

Liebre Valiente dijo...

Que ruta más guapa,yo hoy he estado en la viña de mi suegro.Espero estar pronto en ese pelotón de liebres que ya empiezo a echar de menos.
Un saludo y nos vemos pronto.

Anónimo dijo...

Andrés, sólo 1500 de desnivel?, eso no es entrenamiento para Riopar. Jajaj.
Que pena que me perdiera ese súper ruton.

Liebre Gustavo.

ANDY dijo...

Que si, Frank, esta vez si he tenido suficiente.
Una lástima Gustavo, de los 1.800 m de desnivel (de google earth) nos hemos quedado solo en 1.550 m. Ahora, ¡que 1.500 m!.

manumos dijo...

Pedazo de ruta y un placer vuestra compañía.
Se me hizo un poco larga pero prometo ponerme en forma para dar la talla.
Nos vemos pronto

Manu